La falta de lluvias regulares en Aguascalientes a lo largo de la presente temporada, ha ido provocando que las principales presas se estén vaciando paulatinamente, por lo que en caso de que las condiciones no mejoren, se estaría enfrentando un problema mayor, advirtió el coordinador de Protección Civil, Héctor Reyes Hernández.
Por medio de un monitoreo realizado a las presas de manera reciente, se logró conocer el nivel actual de las mismas, y en el mejor de los casos alcanzan el 60% de su capacidad.
El coordinador de Protección Civil, detalló que la presa Calles ubicada en San José de Gracia, se encuentra a no más del 40% de su capacidad; mientras que la presa de Malpaso, situada en Calvillo mantiene de momento al 60%; la presa 50 Aniversario está a la mitad de su capacidad.
Sin embargo otras presas como la Garabato y la de San Blas, no han recuperado niveles óptimos.
El coordinador señaló que se esperan para el próximo fin de semana lluvias hasta de 25 milímetros en algunas partes del estado, detallando que se requiere que las precipitaciones sean regulares y mayores en densidad para que finalmente las presas y embalses se puedan recuperar.
Recordó que durante el año pasado a consecuencia de las lluvias torrenciales registradas de manera frecuente, las presas que en algunos casos se mantenían prácticamente secas, pudieron alcanzar su máxima capacidad, lo que ha permitido aligerar de momento la falta de lluvias.
«Las lluvias que ha tenido el estado prácticamente han sido para apoyar al campo, prácticamente ha sido poco benéfico en el sentido de la elevación de captación de agua en presas y bordos. Sin duda se necesita que se normalicen las lluvias cuanto antes», refirió.