En dimes y diretes entre los grupos parlamentarios, los integrantes de la LXIV Legislatura aprobaron un punto de acuerdo para exhortar al Presidente Electo para que aclare con base en la legalidad, la metodología, el presupuesto y el carácter vinculatorio y jurídico que tendrán los resultados de la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).
En el documento que propuso la diputada del PRI, Elsa Amabel Landín Olivares y que fue apoyado por la mayoría de los grupos parlamentarios, se solicita la intervención del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales para que vigile el cumplimiento a cabalidad de la legislación de la materia.
En el acalorado debate entre morenistas y el resto de las fracciones parlamentarias, la diputada Elsa Landín argumentó que la cancelación del aeropuerto representaría la perdida de inversiones en infraestructura, mejores condiciones de vida para millones de personas, 450 mil empleos generados durante la construcción, y la cabida a 125 millones de pasajeros.
La legisladora Aída Karina Banda Iglesias informó que se habla de un tema polémico por ser de Andrés Manuel, pero es una consulta que no debe ser vinculatoria, no podemos exceder de las facultades que les otorga la Ley Orgánica del Poder Legislativo el Estado.
Guillermo Alaníz, legislador del PAN, llamó a la consulta hecha por el equipo de transición del presidente electo como una “encuestita a modo”, ya que no está apegada a derecho y a las normas establecidas por autoridades, acotó que una consulta es para lograr la paz social y el bien común.
A su vez, el representante popular por Morena, José Manuel González Mota afirmó que lo hecho por el equipo de transición del presidente electo, es una consulta real y pública, solo se quiere saber la opinión de la gente y se realiza con recursos propios del partido por la cantidad de 1.5 mdp.
Patricia García, diputada del PAN, explicó que el tema del aeropuerto es trascendente y ya se hizo una consulta de expertos, pero ahora se necesita saber los detalles de esta nueva consulta pública para ver el impacto económico que generará.
El parlamentario panista Gustavo Báez Leos reclamó a Morena porque no han hecho nada ante el reclamo social de disminuir los costos de la gasolina. “No nos dejemos envolver por peroratas populistas de aparente inclusión social, de supuesta democracia y transparencia”.
El diputado de Morena, José Manuel González Mota dijo que “se asustan con muy poco, todos lo pueden hacer, es pecado saber la opinión de la gente, sé el proyecto, es una consulta, y habrá muchas más, esto es solo el principio para que los ciudadanos puedan participar y opinar en el gasto del recurso, estamos en un proceso de transformación, no tengan miedo, es el principio de la transformación”.