Sergio Alonso Méndez

La Noticia:

La concentración del voto moderado impulsa al vicepresidente de Obama, que gana en Estados clave como Texas, Virginia y Massachusetts… (elpais.com).

Comentario:

Joe Biden había estado lejos en las primarias demócratas de los primeros estados. Ahora, tras ganar en 9 estados en el Supermartes, Biden ha vuelto la competencia por la candidatura demócrata una carrera de dos. Él contra Bernie Sanders. La gran pregunta es: ¿quién de estos dos podría derrotar a Donald Trump? De entrada, ya se sabe que el próximo presidente de los Estados Unidos será hombre, blanco y septuagenario.

Y es que la variedad ya se acabó. Las mujeres, una abandonó la carrera solicitando apoyo para Biden, Amy Kobluchar. La otra, Elizabeth Warren, luego de desastrosos resultados en el Supermartes, también dejó la contienda. Quizás la única duda es a quién le dará su apoyo. Pete Buttigieg, el homosexual que le ponía sabor a la contienda declinó en favor de Biden. ¿En qué se diferencian Biden y Sanders?

Joe Biden es el demócrata típico. Fue vicepresidente de Obama y eso es un plus porque muchos creen que sólo otro Obama podría derrotar a Trump. Además, el propio Trump lo considera como su rival. No por nada le pidió al presidente de Ucrania que lo investigara. Quería tener algo, lo que fuera contra Biden. Pero Biden, ni tiene el carisma de Obama y profesa la religión católica. Habiendo muchos estados sureños fuertemente protestantes, esto podría ser un contra.

En el caso de Bernie Sanders, su filiación ligeramente socialista atrae a unos, pero escandaliza a otros. En su discurso de cierre de campaña en California habló de su plan de sanidad universal, de revertir todas las políticas de inmigración de Trump, de prohibir el sistema de fianzas penales, de legalizar la marihuana en todo el país y expurgar los antecedentes penales relacionados con esta droga. Un estado liberal como California lo arropó, pero estos argumentos en estados conservadores pues no caminan.

Cuando preguntan que a quién de estos dos preferimos, la respuesta inmediata es “a cualquiera que pueda ganarle a Trump”. La pregunta, de hecho, debería ser la que expresamos al abrir esta columna: ¿quién de estos dos podría derrotar a Donald Trump? Nos inclinamos más por Joe Biden.

¿La razón? Quien le gane a Trump debe convencer a un grupo de votantes de Trump, que no lo quieren, pero que votan por él por considerar peor una opción demócrata. Y en este sentido, dichos votantes podrían tener miedo de la tendencia hacia la izquierda de Sanders. Estados Unidos no está preparado para una socialdemocracia. Tal vez si solo votaran los jóvenes Sanders tendría opción. Como no es el caso, Biden tiene las mejores posibilidades. Así que esperemos que Biden gane la nominación demócrata. Y después del Supermartes tiene buenas perspectivas.

 

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com