Guadalupe Selene Salinas Cruz
Agencia Reforma

Londres, Inglaterra.-El éxito o el fracaso en la guerra a menudo depende de cuánto sepan los soldados sobre el enemigo y las áreas en las que opera. La inteligencia táctica de todo tipo ayuda, pero esto ahora está a punto de cambiar, gracias a la tecnología de visualización conocida como Realidad Aumentada (RA).

The Economist destacó que la RA es el arte de superponer gráficos por computadora a una vista del mundo real y es popular en aplicaciones que van desde videojuegos hasta venta de muebles.

Al Ejército de Estados Unidos le gustaría que la inteligencia táctica pertinente a la misión de un soldado apareciera de manera similar en una visera transparente unida a su casco, sin necesidad de manos. Y para lograr esta capacidad, está gastando mucho. En marzo anunció un acuerdo con Microsoft para construir dicho sistema, que en el transcurso de una década, podría costar 21 mil 900 millones de dólares.

The Economist dijo que el Ejército ha denominado al kit IVAS (Integrated Visual Augmentation System).

David Marra, quien dirige el proyecto de Microsoft, lo describe como una computadora holográfica. Las pantallas producidas, dice, parecen «bloqueadas en el mundo real», incluso cuando el usuario se mueve y cambia la mirada.

IVAS logra esta magia procesando y sintetizando varios tipos de datos. Un receptor GPS localiza al usuario en centímetros; los instrumentos equipados con acelerómetros y giroscopios proporcionan información sobre cómo se mueve y las cámaras rastrean los movimientos de los ojos.

El IVAS también debe ser consciente del entorno de un soldado. Esto se basa en lidar, un equivalente óptico del radar. Una serie de sensores registran el tiempo que tardan en regresar los pulsos de láser infrarrojo que rebotan en los objetos cercanos. Eso permite calcular las distancias de esos objetos. El software de visión artificial que reconoce esos objetos luego realiza un seguimiento de cómo se mueven.