Persiste la venta de citas en el SAT, situación que se ha agravado ante la saturación de trámites presenciales derivado de la obtención de la Constancia de Situación Fiscal, destacó el ex presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, José Alfredo Franco Hernández.
El especialista indicó que ante la exagerada escasez de citas para la realización de trámites presenciales ante Hacienda, la venta de las mismas ha aumentado exponencialmente. “Todo mundo lo sabe, que se venden citas para distintos trámites. He sabido de casos que dicen tengo un contacto en el SAT que vende citas, pero ni con eso se obtienen citas, esto genera mucha incertidumbre, ineficiencia y mucha informalidad porque la autoridad no da las herramientas”.
Comentó que desde que el SAT eliminó las modalidades de inscripción a través de su página de internet y lo sustituyó por la App SAT ID, ésta ha sido una herramienta insuficiente y perfectible dado que impide utilizarla en su totalidad y solamente da tres opciones: obtener la contraseña, renovar la firma electrónica y obtener la Constancia de Situación Fiscal.
Sin embargo, dijo que dicha Aplicación no funciona correctamente porque en el proceso no se tiene la retroalimentación con el SAT. “Se supone que te llega un mensaje a tu celular, registras un celular y un correo electrónico. A veces no te llega ni correo ni mensaje de celular”.
Apuntó que este nuevo esquema no ha venido a solventar la necesidad de millones de personas que hasta el año pasado podían hacer los trámites por internet y que ahora ya no se puede. “Hay que recordar que ya le quitaron la facultad a los fedatarios públicos de hacer las preinscripciones al RFC de las personas morales, entonces para este año son más los servicios y los supuestos en que las personas requieren acudir al SAT presencialmente a hacer un trámite”.
Ante ello dijo que el SAT necesita hacer un análisis y al menos aquí en Aguascalientes es necesario que abra una nueva oficina para solventar la demanda de trámites. “Es una frustración total, una incertidumbre total que en resumen con las reformas, el SAT está pidiendo más cosas, el mismo empresario ante la ignorancia pide más cosas de las que debe pedir y con independencia el SAT ya está rebasado en su capacidad, tienen que replantearse”.

¡Participa con tu opinión!