Se “jinetea” el ahorro de los trabajadores. En la entidad miles de personas de 65 años y más que cotizaron  del primero de marzo de 1992 al 30 de junio de 1997, al otrora Sistema de Ahorro para el Retiro, no han recuperado su dinero y en su caso los sobrevivientes pueden hacerlo, de lo contrario, esos recursos no llegarán a sus beneficiarios, se perderán.
A nivel nacional se estima que hay disponibles 54 mil 914 millones de pesos, que 3.2 millones de personas no los han reclamado. Como no hay oficina local que informe al respecto, El Heraldo se comunicó a Sartel (01800-5000-747), para conocer el estatus de Aguascalientes, pero la respuesta fue en el sentido de que la información sólo se maneja de manera general, que no puede darse por estado, por su carácter “confidencial”.
Ello, a pesar de que sólo se preguntaba el número global de personas que en nuestra entidad no han retirado sus ahorros y están en condiciones de hacerlo, en ningún momento se pidió el listado de nombres.
Por tanto, estimado lector, si usted se encuentra en el supuesto o sobrevive a un familiar cotizante, debe solicitar la devolución de su dinero, requiriendo para ello, el número de IMSS, teléfono y correo electrónico; puede obtener más información en la página www.e-sar.com.mx <http://www.e-sar.com.mx>, pero no espere gran cosa.
Como la mayoría de los adultos mayores de 65 años que cotizaron en dicho lapso han fallecido, los sobrevivientes sólo podrán cobrar un promedio de 17 mil pesos, aunque el trabajador haya ahorrado más.
Los 54 mil 194 millones de pesos no reclamados se dividen entre los 3.2 millones de trabajadores mayores de 65 años buscados por el Gobierno, de ahí que los reclamantes recibirán una cantidad irrisoria. Por su parte, la Consar “se lava las manos”.
Además, hay personas que no tienen la documentación requerida y que, por lo mismo, no cobraron el ahorro; hay los que no encuentran sus cuentas en el rastreo que realizan ya las instituciones involucradas.
Para evitar en lo futuro este tipo de problemas, y considerando que ahora se manejan las Afores, registre a sus beneficiarios y déles copia fotostática de su último estado de cuenta, para que de haber una eventualidad, ese ahorro lo recupere la familia y no se lo quede el gobierno.