El director del CIDE, Alberto Aldape Barrios, señaló que la nueva facilidad autorizada por la CNBV a los bancos para que no exijan el pago del monto mínimo a los cuentahabientes de tarjetas de crédito, debe tomarse con mucho cuidado y hacerla efectiva únicamente en situaciones extremas. Esta es una ventaja para el acreditado, pero ese saldo seguirá generando intereses.

Explicó que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores obliga a los bancos a enviar los estados de cuenta con un saldo mínimo a pagar y si no se hace un pago en el primer mes ponen una calificación como cliente moroso, al segundo mes se aplican acciones de cobro por parte del banco y al tercer mes entra a cartera vencida y por ende las gestiones de cobro vía judicial.

Sin embargo, acaba de sacar una circular la CNBV y le informa a las instituciones financieras que no les va a exigir que le reporten quiénes no le pagan ni siquiera el mínimo, de tal forma que no va a obligar al banco a generar reservas adicionales por cartera vencida ni le va a exigir iniciar procedimientos para recuperar esos créditos.

El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial precisó que en casos de necesidad, el cuentahabiente de tarjeta de crédito podría destinar su recurso para pagar alimentación y servicios del hogar que no tienen prórrogas en sus pagos.

“Hay la opción que luego de 4 meses se hagan cuentas y se reinicien los cobros de la tarjeta de crédito, incluidos todos los intereses que se generaron durante ese tiempo en que se dejó de pagar”.

Alberto Aldape Barrios consideró que acceder a esta facilidad en tarjetas de crédito únicamente debe utilizarse en casos extremos, y si el pago del mínimo al banco sirve para pagar a la CFE para que no le corten el servicio, debe hacerse, porque el servicio de electricidad es indispensable y en esa empresa paraestatal no dan crédito.

Derivado de este esquema, los bancos han comenzado a mandar a sus clientes correos electrónicos para informar esta facilidad en tarjetas de crédito y si quiere aceptarlo debe seguir los pasos que dará a conocer cada institución financiera.