Óscar Luna
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En al menos 50 ciudades del País, cientos de personas participaron ayer en la segunda caravana de autos para exigir la renuncia del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
La participación fue de decenas de automovilistas en algunas urbes, como en Campeche, Villahermosa y Coatzacoalcos, pero en otras ciudades como Querétaro, Acapulco, San Luis Potosí y León fue mayor.
En los autos se exhibieron mensajes y pancartas con textos como “No al socialismo”, “No a la 4T, no al chavismo en México”, “Corrupto, inepto, vete ya”, “Fuera Morena”, “Discúlpate y vete”, “Fuera AMLO antes que nos robes la Afores” y “No es odio a AMLO, es amor a México”.
Jaime Sandoval, uno de los organizadores de la caravana en León, Guanajuato, destacó que en esta segunda protesta participaron más personas y más ciudades que la realizada hace dos semanas.
“Hay mayor participación, fuimos tachados de que son marchas fifís, de que nada más los ricos vienen y si te das cuenta vienen autos de trabajo, motocicletas, autos sencillos, lo que pasa es que todos somos México, y como ahorita estamos en contingencia es obvio que la gente que tiene auto es la que puede participar”, señaló.
“La verdad ya (al Presidente) se le apareció el verdadero jefe: los ciudadanos; ya no vamos a permitir que siga destruyendo a nuestro País, esta es nuestra gran oportunidad para que podamos rescatarlo”.
Marcos Robledo Santana, cardiólogo en la ciudad de La Paz, Baja California Sur, dijo que estas protestas son parte de un movimiento nacional de personas de todas las clases sociales, religiones y partidos políticos.
“Estamos aquí porque no estamos de acuerdo con el rumbo que está llevando el País, creemos que López Obrador no debe de estar ya en la Presidencia de la República”, comentó.
“No es un Presidente eficiente, no ha dado resultados, ha mentido, es traidor, está destruyendo todas la instituciones, el rumbo que lleva el País no nos gusta a la mayoría de mexicanos y tenemos derecho a expresarlo”.
En Querétaro, Hugo Cortés, del Congreso Nacional Ciudadano (Conaci), afirmó que también se busca que los ciudadanos puedan fiscalizar el uso de los recursos públicos del Gobierno federal.
“La sociedad no quiere el Tren Maya, pero el señor en video dice ‘el Tren Maya va porque va’, tú pones un video de Hugo Chávez y pones un video de López Obrador hablando y parece una copia, estamos hartos los mexicanos de que nos vean la cara”, señaló.
Enrique Alarcón, quien participó en la caravana de Chilpancingo, Guerrero, pidió a López Obrador que si no puede con el paquete renuncie.
“No se vale que nada más se gobierne para unos pocos y el país se esté empinando hacia un precipicio en lo económico, en seguridad, en todos los aspectos, estamos viendo que todo lo que prometió en su toma de protesta ha sido pura mentira”, indicó.
Este domingo a las 10:30 horas será la caravana en la Ciudad de México, cuyo punto de partida es Paseo de la Reforma con dirección al Palacio de Bellas Artes.