El anuncio del Gobierno Federal de poner nuevamente a Aguascalientes en semáforo en rojo nuevamente cayó como balde de agua fría para los comerciantes del centro, los cuales apenas comienzan a ver la suya después de casi mes y medio en que tuvieron sus ventas a la baja, afectados por la contingencia sanitaria. Así lo consideró el presidente de Acocen, Sergio Javier Piña de la Torre.
El líder de los comerciantes céntricos dijo, sin embargo, que estarán atentos a las instrucciones que emitan los tres niveles de Gobierno. Apuntó que, en el caso de los comercios, sobre todo los que están asentados en el centro de la ciudad, todos han cumplido con los protocolos establecidos por la autoridad de Salud, además de que son vigilados con lupa por parte de los integrantes de la Guardia Sanitaria. “Definitivamente sería malo esta determinación, ya la situación es complicada para el comercio en general y el comercio ha estado tomando todas las medidas posibles para seguir los protocolos (…). A nosotros de alguna forma nos visita la Guardia Sanitaria y si no cumplimos nos amonestan”.