CDMX.- El rey Carlos III se mostró animado después de asistir a la iglesia en Gloucestershire esta mañana, donde conversó con el vicario local.
El viaje siguió a una semana ocupada, marcando su regreso a los compromisos públicos tras el diagnóstico de cáncer a principios de año. Esta semana, él y la reina Camila visitaron el Centro Oncológico Macmillan en el University College Hospital de Londres, donde conversaron con el personal que brinda tratamiento y apoyo a pacientes con cáncer.
El rey también asistió al Royal Windsor Horse Show, donde, en medio de escenas alegres, abrazó a su sobrina Zara Tindall, con quien tiene una relación cercana.
En Gloucestershire, lució elegante con un traje gris y una corbata azul marino con rayas rojas, aunque algunos fanáticos esperaban verlo con la corbata de T-rex que usó esta semana, un regalo de su nieto, el príncipe Luis. Este accesorio causó sensación entre los seguidores de la realeza por su diseño, con pequeñas imágenes de T-rex en un fondo rosa.
El rey Carlos III usó por primera vez la corbata en enero de 2023, durante una visita al Centro Comunitario Norbrook y al Ayuntamiento de Bolton en Greater Manchester. Desde entonces, se ha convertido en una pieza representativa de su estilo, posiblemente un guiño a su título, ya que «Rex» significa «rey» en latín.
Este regreso a los compromisos públicos fue bien recibido por el rey, quien había estado ansioso por volver a trabajar. Además, disfrutó de un merecido descanso en el Royal Windsor Horse Show el viernes. (Clarisa Anell Soto/Agencia Reforma)