Ante el inminente regreso a clases es importante que los padres de familia y maestros desarrollen la habilidad socioemocional en los niños, la cual se vio severamente afectada por el aislamiento a causa de la pandemia, así lo estableció la presidenta del Colegio de Psicólogos de Aguascalientes, Alejandra Sandoval Maciel.
La especialista afirmó que si bien los padres de familia son quienes deciden si llevan o no a sus hijos a clases de manera presencial, está demostrado que los niños tienen una capacidad de adaptación muy importante a las circunstancias que se presentan, ya sea al trabajo en línea o presencial.
Sin embargo, dijo que los integrantes del Colegio de Psicólogos ven importante la necesidad de que se siga desarrollando la parte socioemocional en los menores, ante los fuertes indicadores que hay de ansiedad, depresión, ataque de pánico, trastorno obsesivo compulsivo e ideación suicida por el aislamiento que se tiene.
Asimismo, consideró importante que desde casa, los padres de familia comiencen a trabajar en el desarrollo y las habilidades socioemocionales, mediante la observación de los niños al preguntarles cómo se sienten, ver cómo cambia su capacidad de habilidad social cuando ven a algún otro compañero, a sus primos o amigos, cómo son sus apreciaciones y si están desarrollando o han limitado sus habilidades. “Debemos hacernos muy observadores de esto y empezar a buscar la ayuda necesaria de manera pronta y eso es lo que se busca en las escuelas, que el niño también tenga esto”.
Resaltó que en las escuelas además de aprender lo didáctico, se aprende el manejo de límites, la empatía, el respeto de los espacios, la cooperación, compromiso y muchas más habilidades que el niño solo aprende con sus pares de edad. “Por eso es importante que los niños tengan esta cercanía de manera segura, al menos 2 o 3 veces por semana, les puede funcionar muy bien”.
Destacó que el Colegio de Psicólogos desarrolla actualmente programas para proponer que dentro de las escuelas se tenga mucha atención en esto y se hagan evaluaciones iniciales para determinar cómo está el desarrollo socioemocional. “Todavía no tenemos el contacto con las autoridades, pero nos interesa mucho para generar políticas públicas y que los papás tengan esa educación y detecten en los niños los focos rojos para poder trabajar”.