El Centro Comercial Agropecuario entró a revisar los espacios sensibles de no colaboración de cientos de consumidores que acuden a la zona de tianguis a los comederos junto con toda su familia y luego comprar sus mercancías, pero el resto del mercado no se encuentra con esa situación como muchos lo piensan, señaló el presidente del Consejo de Administración, Gerardo Palomino Macías.
Agregó que el oleaje de clientes a este mercado es variable y el 70% de los compradores proceden de otros estados y quien hace el problema de no utilizar los cubrebocas son los consumidores locales y en especial aquéllos que se movilizan únicamente a la zona de tianguis.
Asimismo, señaló que el Centro Comercial Agropecuario permanecerá abierto, si bien se promueve que el cierre de los negocios sea a las dos de la tarde, aunque existe tolerancia de acuerdo a las necesidades de los establecimientos, pero el gran reto en este momento no son las ventas, sino el uso de cubrebocas por parte de la gente.
Sostuvo que la mayor parte de la gente que entra al mercado lo hace sin cubrebocas y se ha solicitado el apoyo de la Guardia Sanitaria para nuevamente exhortar a los ciudadanos a cuidarse a sí mismo y a todos los demás.
Gerardo Palomino Macías indicó que ayer la Guardia Sanitaria estuvo recorriendo y revisando el mercado, pero lo más importante es la colaboración de los ciudadanos para que cooperen con el uso del cubrebocas y especialmente que adquieran sus alimentos para llevar a su hogar.