Recibió el Relleno Sanitario San Nicolás el dictamen que confirma que la construcción y operación de este espacio cumple con las especificaciones de protección ambiental establecidas en la Norma 083-SEMARNAT-2003.

Tras la supervisión realizada por la Unidad de Inspección de Alfonso Chávez Vasavilbaso, en las instalaciones de la sexta etapa A, dentro del relleno, el presidente municipal, Leonardo Montañez, recibió la certificación de esta zona.

El alcalde destacó que se continuará con el manejo adecuado de residuos y se operará de acuerdo con las normas ambientales, procesando los gases que genera la basura para minimizar el impacto ecológico y de esta forma emitir menos contaminantes a la atmósfera y ofrecerle a la ciudadanía un entorno más limpio y ordenado.

Por su parte, Carlos España Martínez, titular de la Secretaría de Servicios Públicos, informó que para la obtención de esta acreditación, se revisaron las especificaciones de protección ambiental, diseño, construcción, operación, monitoreo, clausura y obras complementarias.

Enfatizó que el bombeo de lixiviados en la sexta etapa A del Relleno Sanitario se realizará por primera vez con energía solar, lo cual generará un beneficio ambiental sostenido en la operatividad del espacio de confinamiento de residuos.

Asimismo, Patricia García, regidora presidenta de la Comisión Permanente de Alumbrado y Limpia, hizo un llamado a la población para que contribuya en la disminución de residuos sólidos donde la meta es bajarla en 20%.

Por último, el edil recordó que la conservación del medio ambiente y reducción de basura es un trabajo compartido entre gobierno municipal y la ciudadanía.