Al festejar la posibilidad pronta de vacunar contra el COVID-19 a los docentes de Aguascalientes para facilitar el regreso a clases presencial, el director del IEA, Ulises Reyes Esparza, aclaró que este proceso es planificado para que el retorno híbrido sea de las escuelas de un modo escalonado, no serán los 1,170 planteles el mismo día.
Entrevistado después de la reunión virtual de la Comisión Nacional de Autoridades Educativas (Conaedu), el director del Instituto de Educación aseveró que Aguascalientes, una vez que se cumplan con los acuerdos de un semáforo verde y personal docente vacunado, procederá a una revisión minuciosa para determinar la afectación en la infraestructura educativa.
De esta manera se podrá determinar primero cuántas escuelas se encuentran en condiciones de reanudar actividades de modo gradual y cuántas tendrían que permanecer cerradas mientras se hacen las reparaciones del vandalismo registrado en los planteles, porque en muchos se llevaron cables de luz o dañaron el servicio de agua potable, entre otras muchas afectaciones.
Aseveró que el regreso a clases presencial se hará sin precipitaciones ni apresurado, pero es indispensable que la Federación y la sociedad de Aguascalientes sepa que se trabaja, “no estamos de brazos cruzados”; es además altamente importante que a los maestros se les incluya como grupo prioritario para la vacunación, sin olvidar primero al personal de salud.
“Todavía falta tiempo para que se vuelva a como estábamos hace más de un año, debido al proceso de rehabilitación de las escuelas vandalizadas o afectadas por el robo de materiales, por los daños causados a las puertas, ventanas, a los salones, el cableado, entonces se debe hacer un diagnóstico porque un plantel como mínimo debe tener luz y agua potable”.
Estos dos servicios públicos son cruciales para los procesos de sanitización y limpieza permanente de los espacios educativos. Se solicitará el apoyo de Protección Civil para revisar las instalaciones de las escuelas y en una primera etapa serían pocas las escuelas en los 11 municipios que podrían entrar en un proceso escalonado de clases híbridas.
Luego de esto se evaluará si funciona o no la estrategia y los ajustes a realizar, junto con los protocolos para cuidar la salud de todos. Entonces la apertura de escuelas será gradual hasta tener las 1,170 escuelas de nivel básico funcionando en el estado.