Las críticas que se han vertido constantemente al trabajo que se hace en el Registro Público de la Propiedad, después al ataque cibernético que sufrió en febrero pasado, ha provocado la desconfianza de los bancos que han retirado créditos hipotecarios en muchos casos, a pesar de que se han hecho esfuerzos por resolver el problema y atender las necesidades de quienes requieren de sus servicios.

Así lo manifestó el secretario de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (Seguot), Armando Roque Cruz, quien refirió que recientemente la nueva crítica emprendida contra el RPPC, es que cobra por la consulta de folios y libros, cuando esto no debería ser novedad para los notarios públicos o público en general que recurre constantemente a este servicio, pues tal como está en la Ley de Ingresos del Estado, sí, se cobra por ello.

Aseguró que de momento la consulta de folios y libros no se brinda en línea, solo a quienes acuden directamente a las oficinas del RRPC a solicitar el servicio, y efectivamente hay un cobro por ello, “cuando iban directamente y hacían la consulta en las computadoras que estaban dispuestas para ello, antes de la pandemia, se les permitía de manera gratuita, pero la consulta directa en libros y en la oficina, sí está estipulado un cobro y es parte de la Ley de Ingresos del Estado”.

Aun así, en caso de que algún notario público o ciudadano en general, necesite este trámite, deberá solicitar cita telefónica, para en determinado día y hora se le apoye con la atención, lo cual se ha venido implementando por protocolo sanitario y prevenir contagios, por eso es que el equipo de cómputo que se tenía dispuesto para el público en general, inclusive fue retirado.

En cuanto a la consulta en línea, es tecnología que se está acondicionando, pero la plataforma todavía no está lista para ser utilizada como tal, de ahí que, insistió, quien requiera de hacer alguna consulta tendrá que pedir cita, acudir directamente a la oficina del Registro Público en el horario y día indicado, y solicitar el auxilio de algún trabajador que le permita los libros que requiera.

Lamentó que de nueva cuenta, algunos notarios muestren inconformidad con esta situación, no sabiendo que este tipo de críticas no construyen ni aportan, antes bien, generan especulación e inseguridad, tal como ocurrió con algunos bancos que retiraron la atención hipotecaria ante la desconfianza en torno al trabajo que se han esforzado en levantar en dicha dependencia estatal que sufrió el ataque cibernético a principios del año.