La escuadra merengue comandada por Zinedine Zidane, no pudo derrotar al Osasuna en su partido correspondiente a la fecha 18, empatando sin goles en el estadio del Sadar, perdiendo puntos clave en su búsqueda por el liderato.
La actividad sabatina de la liga española finalizó con el duelo entre Osasuna y Real Madrid; este partido estuvo en riesgo ya que durante el día estuvo nevando en la ciudad y el campo estaba cubierto por la manta blanca, pero antes del partido se hizo una limpieza del campo y se pudo jugar el encuentro.
Algunas jugadas importantes de la primera parte fueron un cabezazo de los locales en un tiro de esquina, y por el otro lado un disparo de Mendy que se fue desviado. Mientras que en la segunda parte los merengues avisaron con un remate de Asensio luego de un control excelso en los linderos del área, pero el español no fue certero a la hora de definir.
Así mismo, en el complemento los merengues llegaron a marcar dos goles que a la postre serían anulados, uno de Benzema y otro de Sergio Ramos, ambos no valieron por un fuera de lugar claro, así que los blancos tuvieron que conformarse con el empate.
Con esta igualada sin goles el Real Madrid llega a 37 puntos, manteniendo el segundo lugar de la tabla a sólo un punto del Atlético de Madrid, aunque cabe resaltar que los colchoneros tienen todavía tres partidos pendientes, lo que significa una gran oportunidad para los rojiblancos de adelantarse cuando disputen sus duelos restantes.
Por otro lado, el Barcelona poco a poco se acerca al Real Madrid, ahora los culés cuentan con 34 puntos y están a solo 3 de los merengues, recordando que a mediados de diciembre la diferencia era de hasta 10 puntos, así que los merengues tendrán que mantener su paso firme si desean mantener la pelea por el título.