Omar Fares
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Marco Antonio Barrera está considerado uno de los mejores púgiles mexicanos de la historia, al grado de ser miembro del Salón de la Fama del Boxeo.
«Barreta» se distinguió por su estilo frontal y sin reservas. Sus 3 batallas contra Erik «Terrible» Morales están a la par de la protagonizada por Muhammad Ali frente a Joe Frazier.
Pese a que perdió en dos ocasiones contra Manny Pacquiao, siempre le dio buenas peleas al filipino.

BOXEADOR… DE CASUALIDAD
Marco Antonio Barrera debutó a los 15 años en 1989 al vencer a David Félix, pero tuvo que practicar varios deportes para inclinarse por el box.
«Me acuerdo que iba yo a disfrutar porque si no me aburría del boxeo y me ponía a nadar, si no nadaba me ponía a jugar futbol, y sino basquetbol. Yo era muy versátil, mi entrenador como que sabía que a mis 6 años no me podía quedar ahí, me traía de un lado a otro, hasta que me decidí por el boxeo. Ni yo sé por qué me decidí por el box, no me imaginé que traía el chip de ser boxeador».

CASI SE RETIRA
Su primera derrota se registró el 22 de abril de 1996 ante Junior Jones.
«Cuando sufres la primera derrota, sientes que se acabó tu carrera. La primera fue contra Junior Jones, me costó mucho trabajo asimilarla, pensé que todo se había acabado, la gente es medio cruel, decían que estaba acabado. Viene la revancha y ahí nos damos cuenta que tenía un malestar en mi cabeza, pierdo la pelea, voy al quirófano, yo pensé que ya me retiraba, el doctor me dijo: ‘te curé para que sigas’, y a partir de ahí fue el boom de Marco Antonio Barrera».

ÉXITO TEMPRANERO
«Barreta» confiesa que no le fue sencillo lidiar con el éxito tan joven, porque además la prensa lo calificó como el próximo Julio César Chávez.
«Un 31 de marzo de 1995 gané mi primer campeonato mundial en Anaheim contra Daniel «La Cobra» Jiménez, y es la mejor que recuerdo porque te preparas para ser campeón del mundo, y nunca me imaginé que llegara a los 21 años. No fue fácil controlarlo, mi familia siempre estuvo atrás de mí, mi papá me decía: ‘nada es más ni menos que nadie’, así crecí y así sigo con la misma ideología».

COMO SACO DE BOX
Barrera fue uno de los mexicanos que cayeron ante Manny Pacquiao.
«Dos veces lo enfrenté, yo fui el que le hinchó sus manos con la cara. Me dio una golpiza en la primera, y es chistoso porque de ahí salió el nombre del podcast «One more round» que tengo, porque ya no podía seguir y mi hermano me decía: ‘ya voy a parar la pelea, te está dando una madriza’, y le dije: ‘dame un round más’, y vino uno más, y otro, y cuando llegó el 11 me abraza, y dentro de mí dije: ‘te tardaste’. Fue puro orgullo, un mexicano difícilmente da un paso atrás».

LA TERRIBLE TRILOGÍA
La carrera de Barrera se recordará siempre por los 3 combates épicos ante Erik «El Terrible» Morales, porque además se dijeron de todo antes y después de las peleas. El primero fue para Morales, y los 2 siguientes para Marco.
«Fueron 3 peleas desgastantes, al tú por tú, él es de los boxeadores que me puso de la mano al Salón de la Fama, y aparte me metió a una de las mejores trilogías que ha habido a nivel mundial. Fue como las peleas de Rocky más o menos, pegar y pegar y recibir y recibir, de hecho, de milagro no quedamos locos».

¡Participa con tu opinión!