Uno de los partidos más esperados de la jornada inaugural de la UEFA Champions League era el de PSG contra Juventus, ya que ambos equipos son dos de los mejores de Europa al tener en sus filas a grandes estrellas del balompié internacional.
Rápidamente, a los cinco minutos de juego, el conjunto francés se puso en ventaja con un golazo de Kylian Mbappé, quien recibió un pase excepcional de Neymar con una flotadora en los linderos del área, dando el primer destello de magia en el partido.
A los 22 minutos de juego, el mismo Mbappé puso el 2-0 luego de una triangulación perfecta entre Kylian, Hakimi y Verratti. Todavía en la primera parte el PSG pudo mejorar su ventaja con un par de jugadas de Mbappé, pero al final el marcador se quedó 2-0.
Para la segunda mitad, Weston McKennie recortó la distancia con un gol en una jugada de tiro de esquina, gracias a un error de Donnarumma en la salida. Al no tener más goles en el partido, el PSG dio el primer golpe en esta nueva campaña de la Champions League.

Paliza del Manchester City en Sevilla

Otro de los duelos más llamativos de ayer en la Champions League fue el de Sevilla contra Manchester City. El conjunto español venía dolido por su derrota ante el Barça del fin de semana, por lo que los ingleses querían aprovecharse de sus rivales para iniciar el torneo con el pie derecho.
El primero en marcar en este encuentro fue Erling Haaland, quien confirmó su gran momento goleador al marcar su primer tanto en la Champions con el Manchester City. El noruego definió de volea un gran centro de De Bruyne desde el extremo derecho del área.
Para la segunda parte, Phil Foden anotó el 0-2 con un disparo desde la altura del punto penal. Erling Haaland marcó su doblete al definir un balón muerto que quedó en el área. Rúben Dias, por su parte, selló la goleada de 0-4 con otro balón que llegó con facilidad al área chica del Sevilla.
En más resultados de ayer dentro de la Champions League, el Dinamo Zagreb superó por la mínima al Chelsea. El Borussia Dortmund goleó en casa al Copenhague con un 3-0. El Benfica derrotó 2-0 al Maccabi Haifa. Shakhtar Donetsk goleó a domicilio al Leipzig con un marcador de 1-4. Y, finalmente, el Salzburgo y Milán empataron a un gol.