Carlos Peña Badillo fue nombrado como el nuevo encargado del Comité Directivo Estatal del PRI en Aguascalientes, lo anterior luego de la renuncia de Antonio Lugo Morales.
En rueda de prensa, el delegado del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, Humberto Lepe Lepe, dio a conocer el cambio en la dirigencia estatal.
Detalló que la semana pasada Antonio Lugo sostuvo una plática con el dirigente del CEN tricolor, Alejandro Moreno Cárdenas, para externarle su decisión de renunciar al CDE.
Ante esta situación, Moreno Cárdenas decidió nombrar a Carlos Peña Badillo, como delegado especial y encargado del Comité Directivo Estatal del PRI en la entidad. El nuevo dirigente priista es originario de Zacatecas y se desempeña como subsecretario de operación política en el CEN del partido; ahora, tendrá la responsabilidad de lograr una renovación estatuaria tranquila para Aguascalientes.
Al tomar la palabra, el nuevo presidente del tricolor reconoció el trabajo realizado por Antonio Lugo en los dos años que estuvo al frente del partido; “respetamos las decisiones y los procesos que él ha definido enfrentar de manera personal”, expresó; además, señaló que todos los miembros activos del partido estarán en la misma condición de competir por la dirigencia.
“No podemos ser distractor para la gobernadora electa Tere Jiménez”, manifestó el dirigente estatal, quien aseguró que se encargará de resolver la vida interna del partido para poder hacer un cogobierno sólido con el PAN.
Por último, el líder del tricolor dio a conocer que a la brevedad se buscará dar paso a la elección interna para la renovación de la dirigencia, para lo cual se buscará que los contendientes sean de Aguascalientes y así evitar que llegue gente de otros estados, como ha ocurrido con anterioridad.