Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri, aseguró que el PRI no es el Judas de la sociedad mexicana.
En relación cono los dichos del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien señaló que podrían buscar la mayoría calificada con legisladores del tricolor en la próxima Legislatura, la diputada afirmó que se trató de una “bola ensalivada” cuyo objetivo es sembrar duda y dividir a la oposición.
“Podemos decirle bola ensalivada, podemos decirle beso del diablo, pero el hecho es que va hacia sembrar sospecha, y esto de ninguna manera podemos permitirlo quienes somos priistas y estamos convencidas y convencidos de que el voto del pasado domingo 6 de junio fue a favor de la pluralidad de la ciudad y ese es nuestro compromiso”, afirmó en entrevista.
Lo dicho por el Presidente, agregó, es un intento por sembrar una sombra sobre su partido y señalar al PRI como el Judas de la ciudadanía.
“Es una manera de tender una sombra sobre el partido, sobre el importante logro que la alianza opositora tuvo en relación a restablecer el equilibrio en la Cámara de Diputados, y de alguna manera señalar al PRI como si fuera el Judas de la ciudadanía mexicana que optó por la pluralidad, y no somos Judas, definitivamente”, afirmó.
Sauri reconoció que el 6 de junio su partido perdió la totalidad de las gubernaturas que estaban en juego. No obstante, subrayó que territorialmente logró avances en coalición con otros partidos, mientras que en estados del norte como Coahuila y Nuevo León, el tricolor refrendó su presencia.
Señaló que esa es la realidad a partir de la cual el Revolucionario Institucional tiene que trazar una estrategia, para lo cual es necesario despejar cualquier duda respecto al papel que jugará.
“Por eso es necesario despejar toda sombra de duda respecto al papel del PRI en la próxima Legislatura. Será oposición, una oposición que defienda los intereses de la sociedad mexicana, de la democracia, de la pluralidad y de la diversidad”, afirmó.
La presidenta de la Mesa Directiva dijo que los resultados del domingo obligan al tricolor a la reflexión autocrítica, porque si bien aumentó de 17 a 18 por ciento su votación para diputados, no es suficiente para un partido que busca competir y ganar la elección presidencial en 2024.