Ante la insistencia de los grupos políticos de ensuciar la imagen no sólo de la magistrada presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, quien busca la reelección en el cargo, sino también de la institución como tal, se debe recordar a los legisladores que se trata de un poder independiente, pero para que haya justicia se debe trabajar conjuntamente, y la aportación del legislativo debe ser el aportar mejores leyes.
El presidente del Colegio de Abogados de Aguascalientes, Egresados de la Facultad de San Luis Potosí, Enrique Castro Pérez, manifestó que la Constitución y los tratados internacionales que suscribió México, exigen a jueces y magistrados, ciertas condiciones, entre otras, ser independientes, imparciales y competentes.
En la actualidad, subrayó, se necesitan jueces valientes que conozcan la ley, que exploren y sean atrevidos a aplicar “el control de convencionalidad ex oficio” que es más conocido como principio “pro persona”, que no es otra cosa que preferir los derechos humanos contenidos en la Constitución y en los Tratados Internacionales, dejando de aplicar normas inferiores en beneficio del ciudadano.
La situación grave para el Poder Judicial, es que en medio del proceso para la selección de un magistrado y la intención de reelección de su presidenta, “hay lobos encapuchados que codician el poder o la riqueza”.
Es tiempo de reconocer el esfuerzo que se ha hecho por renovar los esquemas para la elección de los integrantes del Poder Judicial, y que ahora los litigantes tienen acceso a un examen de oposición, pero “hay mentecatos embriagados que califican y descalifican sin ton ni son, un proceso que muestra apertura y vientos de cambio”.
Se debe dejar claro, subrayó Castro Pérez, que el Poder Judicial no es corrupto, y si acaso alguien tiene pruebas de ello que lo diga pero con la verdad, no sólo por tirar la piedra, “los que litigamos y buscamos la justicia, sabemos que no existe dinero a cambio de sentencias, ni para realizar diligencias de embargo o notificaciones, no hay dinero de por medio para recibir copias u oficios, exhortos y para cambio de fechas de audiencias próximas”, pero para saberlo hay que se abogado litigante en el campo de batalla, no sólo de declaraciones mediáticas.