El pitbull no era tan tranquilo

Con lesiones de consideración resultó un menor de cuatro años de edad, luego de ser mordido en diferentes partes del cuerpo por un perro que se le soltó a uno de sus hermanos y sin motivo alguno lo agredió.
Los hechos se registraron en un domicilio ubicado en la calle Cultura Nazca, en la colonia Mirador de las Culturas, lugar a donde se trasladaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes, tras recibir un reporte de que un perro había mordido a un menor de edad.
Cuando los oficiales hicieron su arribo, encontraron al menor con lesiones por mordedura en diferentes partes del cuerpo, principalmente en una pierna y en el rostro.
La mamá del menor de nombre Miriam, de 24 años de edad, manifestó que en su domicilio tienen un perro de la raza pitbull, el cual era muy tranquilo. Incluso, otro de sus hijos también menor de edad lo estaba cuidando.
Sin embargo, repentinamente el animal se le soltó y sin motivo aparente se dirigió hacia donde se encontraba su otro hijo jugando, a quien comenzó a morder en diferentes partes del cuerpo, provocándole las lesiones que presentaba.
Al percatarse de la gravedad de la situación, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes abordaron al menor y a su madre a la radiopatrulla y lo trasladaron a un nosocomio a recibir la atención médica requerida.