Mientras que este 2020 ha sido complicado para el sector empresarial que ha tenido que enfrentar retos inesperados con el arribo de la pandemia, entre otros seguir produciendo y conservar los empleos, por parte de los gobiernos se ha tenido que hacer lo propio, pero se tendrá que prever lo que se avecina en 2021, manifestó Roberto Díaz Ruiz, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga.
El fin de año se aproxima y se tiene especial atención en los presupuestos que presentarán tanto la Federación, como el estado y los municipios, que por seguro, deberán plantear planes específicos para sus gobiernos y que los proyectos y programas no se vean detenidos a pesar de la adversidad.
Se ha advertido que para el caso de Aguascalientes habrá recursos insuficientes para atender todos los requerimientos de la sociedad, sin embargo, se tiene conocimiento también del interés por que las obras y servicios no paren ni se vean disminuidas, de ahí que los gobiernos tendrán el apoyo del sector productivo para que se presenten avances, sobre todo porque se trata de un tiempo en que tanto la administración estatal y de los municipales estarán en la recta final.
Lo que se tiene claro, indicó, es que “se tendrá que seguir estirando la cobija para que alcance a todos”, y se debe mantener con firmeza la solicitud de que los recursos federales sean distribuidos de manera equitativa a los estados, pues de siempre se ha dicho que Aguascalientes aporta más a la Federación de lo que históricamente ha regresado, pero ahora es momento de pedir esa mejor distribución, porque se necesita.
Dejar en claro, subrayó Díaz Ruiz, que no es con dádivas como el país va a funcionar mejor, sino con el trabajo de todos y haciendo alianzas, que es como en la iniciativa privada se ha logrado salir adelante, y no hay por qué en los gobiernos no se tenga esa capacidad.
Por parte de alguna autoridad, comentó, se ha planteado la posibilidad de adquirir deuda, sobre lo que dijo, “no hay por qué temer a esta posibilidad, cuando se tiene claro a donde irán los recursos. Cuando las deudas son bien aplicadas y necesarias, siempre estarán justificadas y es momento también de recurrir a esta alternativa sin temor”.