Rolando Herrera
Agencia Reforma

ENSENADA, BC.-A pesar de la ola de violencia registrada estos días, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que México está en calma, que hay gobernabilidad y tranquilidad, pues la pasada jornada electoral transcurrió con calma.
“Todo transcurrió bien, la gente se manifestó libremente, no hay movimientos poselectorales, de protesta, el país está en calma, hay gobernabilidad, hay tranquilidad”, dijo en un discurso al inaugurar un cuartel de la Guardia Nacional en este municipio de Baja California.
El sábado pasado, un comando armado en Reynosa, Tamaulipas, asesinó a 15 civiles inocentes. El jueves en Monterrey, familiares denunciaron la desaparición de 109 personas en la carretera Monterrey-Nuevo Laredo. Ayer, grupos del crimen organizado, apoyados por pobladores del municipio de Buenavista, en la Tierra Caliente de Michoacán, impidieron el paso a efectivos de la Guardia Nacional, quienes pretendían realizar un patrullaje.
López Obrador también resaltó la labor de la Guardia Nacional, pues, dijo, es fundamental para garantizar la paz y la tranquilidad.
“Podemos tener crecimiento económico, incluso mejorar las condiciones de vida y de trabajo, pero si no hay seguridad no se avanza, eso es fundamental. Estamos muy conscientes que lo vamos a lograr, vamos avanzando poco a poco porque estaba muy avanzado el mal sobre todo se le dio la espalda al pueblo muchos años”, afirmó.
El Presidente sostuvo que antes de la Guardia Nacional no había una diferencia entre delincuencia y autoridad.
“Antes no estaba bien pintada la raya, no estaba definida la frontera entre delincuencia y autoridad, que eran en muchos casos lo mismo, delincuencia y autoridad, ahora no”.
“Ahora por un lado está la delincuencia y por otro lado, enfrente, la autoridad, ya no hay a la mezcla, el contubernio, y no se permite la corrupción, y no se permite la impunidad, y se está estableciendo un auténtico Estado de derecho”, expresó.