Foto: Archivo

El secretario de Finanzas, Alfredo Martín Cervantes García, informó que la recaudación del Impuesto Predial acumula 102 millones de pesos a través de 91 mil 608 contribuyentes, y de ese monto la cantidad de 18.5 mdp han llegado a las arcas municipales mediante las operaciones financieras en línea, lo cual es una herramienta óptima en estos tiempos de pandemia.

El tesorero capitalino detalló que el pago en línea en enero del 2020 ascendía a 11.6 millones de pesos con 9 mil 800 contribuyentes, pero este mes un total de 14 mil 863 personas han optado por el uso de la tecnología y sin duda que se alienta a los ciudadanos aprovechar este sistema y cumplir desde su hogar, sin necesidad de acudir al CAM.

En materia del Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISABI), dijo que la recaudación se recupera con respecto al año anterior, hasta el momento se tiene un monto de 15.8 millones de pesos, mientras que en el 2020 era de 16.6 millones de pesos.

Por fortuna, las actividades del Registro Público de la Propiedad del Estado de Aguascalientes se han regularizado y con ello se observan mayores movimientos de los sectores inmobiliarios y vivienda, así como con los notarios públicos.

El secretario de Finanzas del Municipio de Aguascalientes agradeció la confianza de los ciudadanos hacia esta administración capitalina, porque debe reconocerse que la gente paga puntualmente con sus contribuciones y lo más importante es que se refleja en la prestación de servicio públicos, así como en la seguridad pública.

Luego, comentó que la recaudación del impuesto predial 2021 es mayor en este mes de enero con respecto al mismo lapso de tiempo del año anterior, con una diferencia de dos millones de pesos.

Indicó que el Centro de Atención Municipal ha sido un gran acierto de esta administración para apoyar a la ciudadanía a cumplir con sus contribuciones o bien realizar una diversidad de trámites en un sólo lugar, acabando con ese deambular entre dependencias que desalentaba el cumplimiento.

Por ello se continúa trabajando en la mejora de los procesos administrativos en unión con la tecnología, y de esta manera la gente puede resolver con mayor rapidez sus necesidades y se traduce en una mayor recaudación y por ende en la mejora de servicios públicos.