El esquema del outsourcing no debe desaparecer en México y en el estado tal y como lo señala el presidente López Obrador, cuya propuesta es más mediática, electorera y carente de fundamentos, así lo estableció el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, José Alfredo Franco Hernández.

El especialista recordó que el outsourcing viene regulándose desde el año 2004 con el gobierno de Vicente Fox y en diferentes momentos se han visto reformas a las leyes para atacar dicho esquema, desde la implementación de medidas tales como la presentación de avisos trimestrales al IMSS y al Infonavit, obligaciones para presentar informes al SAT a través de una plataforma que nunca funcionó en la Reforma Fiscal de 2018 y en la reforma fiscal del año pasado, con la retención del IVA del 6% para las operaciones de subcontratación. “Hay que decirlo, desde los sexenios panistas y priístas de Peña Nieto y ahora con los morenistas, es un tema que no le entienden, no lo han sabido regular y han hecho una serie de reglas deplorables, lamentables o muy criticables”.

Afirmó que la figura del outsourcing legal es muy valiosa ya que hay empresas de este esquema, donde quien es empleado, paga todas sus cuotas perfectamente y busca que cuando se coloca algún trabajador en una empresa bajo la subcontratación y no se queda ya a laborar, simplemente es recolocado en otro lado.

Por lo anterior, dijo que como Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, la sugerencia a la autoridad es que hagan un estudio realmente técnico en el cual se basen para entender cómo es que se está dando ahorita el outsourcing, que identifiquen el esquema legal, pero también el ilegal y por otro lado que establezcan técnicamente un criterio único porque hay varios, a grado tal que lo han dejado a la subjetividad, “y la verdad es que no lo han trabajado, no sólo este Gobierno Federal, sino los anteriores”.

Afirmó que si bien hay un outsourcing ilegal que afecta en primer lugar a los trabajadores y en segundo lugar al erario, ese es el que sí debiera desaparecer, “pero no es tan sencillo como decía, hago una reforma y ya lo voy a eliminar. Pareciera imposible y hay que ser muy precavidos y esperar y opinar sobre la propuesta de reforma, y no sólo sobre una declaración a los medios como lo hace el Ejecutivo Federal”.