Ya fue capturado uno de los peligrosos sicarios que en el mes de septiembre del año 2018 atacó a balazos a dos jóvenes que viajaban en una camioneta, uno de los cuales murió instantáneamente mientras que otro más resultó gravemente herido.
Se trata de quien fue identificado como José Asunción, alias “El Negro” y/o “El Concho”, de 34 años, quien fue detenido por agentes del Grupo de Mandamientos Judiciales de la Policía de Investigación, en cumplimiento a una orden de aprehensión girada en su contra.
Un Juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial con sede en Aguascalientes, lo vinculó a proceso por los delitos de homicidio doloso calificado con premeditación y ventaja, cometido en agravio de Brayan, de 18 años y tentativa de homicidio doloso calificado con premeditación y ventaja en agravio de Juan Manuel, de 25 años.
El agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios de la FGE aportó los elementos de prueba suficientes dentro de la carpeta de investigación, durante la imputación de cargos que se llevó a cabo en la audiencia inicial.
Además, el Juez de Control y Juicio Oral Penal le impuso la medida cautelar de prisión preventiva y se dio un plazo de tres meses para el cierre de la investigación complementaria.
Los hechos en los que se involucra a José Asunción, alias “El Negro”, ocurrieron el 27 de septiembre del 2018 a las 21:30 horas, cuando las víctimas, Brayan y Juan Manuel viajaban a bordo de una camioneta Ford Escape, color gris y placas de circulación C58-AVZ que era conducida por éste último.
Al circular por la calle Teódulo Castañeda y llegar a la esquina con la calle Urbanismo, en el fraccionamiento J. Guadalupe Peralta, fueron interceptados por un taxi Nissan Tsuru, color blanco, en el cual viajaban varios sicarios y comenzaron a dispararles con una pistola escuadra calibre 9 mm.
Tanto el conductor de la camioneta como su acompañante resultaron heridos, pero a pesar de ello se dirigieron al Hospital Tercer Milenio a pedir ayuda. Sin embargo, Brayan ya había muerto instantáneamente al recibir los impactos de bala en el cráneo y en el cuello.
Por su parte, Juan Manuel resultó con heridas de bala en la cabeza y en el hombro izquierdo, aunque logró sobrevivir al ataque.
Al lugar donde quedó la camioneta con las víctimas llegaron policías preventivos del Destacamento “Morelos”, policías estatales y una ambulancia del ISSEA, así como agentes del Grupo Homicidios de la PME.