RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

Sin duda que en la población, a nivel nacional, debe haber preocupación al ver un sistema de procuración de justicia devastado por la negligencia y la impunidad. La negligencia, resultado de muchísimos años, de sexenios acumulados, en que la Procuraduría General de la República se usó para perseguir a los enemigos y proteger a los amigos, y la preocupación es: ¿Qué sentirán las víctimas del delito? Los familiares de víctimas de homicidio, que esperarían una respuesta mínima del Estado Mexicano, que es construir una narrativa de verdad para saber quiénes son los responsables de toda esta violencia criminal que está viviendo el país. Y lo que estamos viendo, la institución encargada, el epicentro responsable de dar esas narrativas de verdad en cada uno de estos crímenes en lo que refiere al fuero federal, es una institución descabezada, es una institución olvidada por el Congreso porque no se ha discutido el mapa de ruta constitucional de qué hacer con la PGR en la transición a la Fiscalía, olvidada por el Poder Ejecutivo porque vemos que en un afán por garantizar la impunidad despide a un fiscal que hasta el momento había dado resultados en su trabajo y que se había el ganado el respeto de la gente. Es curioso pero creo que los  mexicanos no recordamos que destituyan a un funcionario público y haya una manifestación en contra de la ciudadanía por esa destitución. No es una manifestación en que se haya tomado la calle pero sí se han tomado las redes sociales, y ha sido un tema intenso. Alguien podrá decir que la reacción ha sido de aquellos que son anti sistémicos y que están representados por partidos políticos adversarios al partido que detenta el poder y que por lo tanto están igualmente cargados de parcialidad ese tipo de juicios sobre estas personas. Aunque la realidad es que los anti sistémicos son el gobierno y el PRI; los necesitamos, son instituciones sólidas de procuración de justicia y aquí lo que están haciendo es devastarlas. Este no es un tema de partidos, pero desgraciadamente lo que vemos es que el PRI parece que está más ocupado, y preocupado por no perder el poder el año que entra y por eso está más ocupado en garantizar la impunidad, y la prueba fue el afán la semana pasada para que el voto en el Senado sobre la destitución del Fiscal de la FEPÁDE se hiciera de forma opaca, oculta, dándole la espalda a la ciudadanía. Eso manda un mensaje muy claro de quiénes son y para que están ahí. Así mismo creo que el Presidente Peña Nieto se hace un pequeño favor creando esta crisis de gobernabilidad. Estamos viendo que ya la oposición, como sucede en otras partes del mundo, está poniendo en negociación otras partes del proceso legislativo como la ley de ingresos, criticando y exigiendo respuestas de porqué se destituyó de esta manera tan desaseada, tan caótica, tan tropezada, al Fiscal que estaba dando resultados en investigaciones sobre financiamiento ilegal de campañas electorales. Podrán decir que estaba violando la ley pero no ha habido una demostración contundente, lo que hemos visto ha sido columnas periodísticas de algunas plumas cercanas al PRI, cercanas al gobierno defendiendo la decisión, pero no hemos visto más allá de los boletines y argumentaciones tropezadas dónde se violó el código de ética. Recordemos otros casos, como el de Tomás Cerón que descarriló la investigación probablemente más importante en la historia de de nuestro país, la de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Que debe ser el crimen más dramático en la historia de México. Alguien podrá decir que el magnicidio de Luis Donaldo Colosio o el magnicidio de Álvaro Obregón a principios del siglo XX, habría que argumentarlo históricamente, pero lo de Ayotzinapa es sin duda de lo más importante, y la investigación que estaba a cargo de Tomás Cerón, la evidencia más importante del caso era una bolsa de plástico con restos humanos que se encontró a la orilla de un río. ¿Qué hizo Tomás Cerón? Puso la fecha equivocada sobre el momento en que se recupera esa bolsa. ¿Y qué castigo recibió Tomás Cerón? Que ahora es secretario técnico del Sistema Nacional de Seguridad. Ahí es donde uno esperaría que hubiera algún tipo de sanción por la negligencia y vemos, como es la tradición en la PGR, que se sanciona a quien persigue la justicia sin estar viendo a un lado o al otro, porque Santiago Nieto –el fiscal renunciado de la FEPADE- también presentó evidencia contra Eva Cadena, la candidata de MORENA a Las Choapas, en Veracruz. O sea que era un fiscal que tundió parejo a los distintos partidos políticos solo que había un partido en especial que tenía acumulados varios expedientes, y se van sobre un fiscal que está dando resultados, que está haciendo un buen trabajo para los mexicanos, por lo cual su destitución es una señal muy preocupante. Ya se está mencionando incluso quien podría llegar a ocupar el cargo que seguramente quedará vacante cuando se confirme en el Senado de la República que se tiene que ir Nieto. Esto si llega a darse de esta manera primero el debate, y segundo si llega a ganar la opción que ha planteado el PRI y el PV para que sea confirmada la destitución, porque si ganan los partidos que están en oposición a ello, lo cual no lo va a permitir o hará todo lo posible para impedirlo, pues entonces estamos hablando de otra cosa y ahora se señalaría a éste hombre como el fiscal, carnal pero de los partidos de oposición, de los opositores al gobierno. Esto ya se contaminó, es un tema tóxico. Y si no se abre la discusión en el Senado, si no ocurre la discusión en el Congreso, se va a seguir con visiones parciales. Ahí sería el espacio para que a los mexicanos nos presentaran la evidencia y saber exactamente qué pasó, si hubo una violación al debido proceso, al código de ética o efectivamente, como presuponemos muchos, más allá de filias y fobias partidistas, que es una decisión para garantizar la impunidad.

Si vemos un mapa del Continente Americano constataremos que no solo somos el país donde hay más sobornos, de acuerdo a la estadística de Transparencia Internacional sino que somos el único país que no ha logrado proceder contra los casos de Odebrecht. Donde es una confesión de parte. Los funcionarios de la empresa brasileña ya confesaron y presentaron ellos la evidencia, lo cual facilita el trabajo de investigación. Hay que releer y revisar la despedida del ex Procurador General de la República, Raúl Cervantes, donde dice que ya está listo el caso y la evidencia de una de las circunstancias criminales más oprobiosas ¡a nivel continental! ¿Dónde está esa investigación a la que se refería el ex Procurador Cervantes? ¿Cómo viene a contexto dentro del despido de Santiago Nieto?

Hay demasiadas preguntas en el aire y en el Senado el PRI nos quiere dar un debate de espaldas a la nación. No cambian, sigue siendo el mismo PRI de siempre.