Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- No hay duda de que si se declara una nueva pandemia por COVID-19 habrá que tomar medidas, pero no serán medidas que desconozcamos y, sin duda, el impacto será mucho menor si no dejamos que el miedo y la desinformación tomen el control, destacó Salomón Chertorivski, ex Secretario de Salud federal.
De acuerdo con el economista, la situación se debe enfrentar con información oficial, transparente y oportuna.
“En el caso que nos ocupa (coronavirus, COVID-19) debemos estar atentos a toda la información que emita la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Centros de Prevención y Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y la Secretaría de Salud mexicana (Ssa); ellas son las fuentes oficiales de la información confiable a la que todos debemos atenernos”, señaló.
Hasta el momento, recordó, la OMS no ha declarado una pandemia, que implicaría la propagación mundial de una nueva enfermedad y que afectaría a los pobladores de una amplia extensión geográfica.
“En días recientes se indicó que el COVID- 19 tiene potencial pandémico, pero también se dijo que aún no se han llegado a dar las circunstancias para que se declare una pandemia”.
Chertorivski destacó que el sistema de salud de México mejoró enormemente su capacidad diagnóstica y de vigilancia epidemiológica después de la influenza H1N1; sin embargo, no descarta su preocupación porque aparezcan miles de pacientes.
“La falta de capacidad instalada en hospitales para reconfigurarse ante una eventual necesidad de atender con soporte de ventilación y aislados es muy limitada. Por otro lado, el Seguro Popular contaba con un fondo del uno por ciento de todos sus recursos para financiar emergencias. De ese fondo salieron los recursos para atender las de 2009, hoy ese fondo desapareció con el INSABI”, alertó.
El también ex secretario de desarrollo económico local explicó que los coronavirus son una amplia familia que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el que ocasiona el síndrome agudo respiratorio severo (SARS-CoV).
“Un nuevo coronavirus es una cepa que no se había encontrado antes en el ser humano. Los coronavirus se pueden contagiar de los animales a las personas (transmisión zoonótica) y además, se sabe que hay otros coronavirus circulando entre animales, que todavía no han infectado al ser humano”, precisó.
El ex funcionario reconoció que las autoridades sanitarias de China publicaron muy rápidamente el genoma completo del COVID-19, lo que ha permitido una investigación científica mundial y coordinada.
“Los informes han señalado que muchos de los primeros pacientes identificados como portadores del virus tenían como vínculo un mercado de mariscos y animales en Wuhan, China, hoy se sabe que se transmite de persona a persona y que su periodo de incubación varía desde 1 hasta 14 días”,refirió.
Entre los síntomas, señaló, suelen manifestarse fiebre y afectaciones respiratorios (tos y disnea o dificultad para respirar). En los casos más graves, apuntó, pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.
“Hoy se sabe que el COVID-19, como ya ha sido bautizada oficialmente esta nueva enfermedad, no es tan mortal como otros coronavirus antes registrados, entre ellos el SARS y el MERS, ya que más del 80% de los pacientes presentan síntomas leves y se recuperan. Además, se están viendo relativamente pocos casos entre los niños”.
Para evitar el contagio y la propagación, en el escenario de que el virus llegue a México, el maestro en políticas públicas recomendó la higiene de manos, cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar, y procurar la cocción completa de la carne y huevos.
Asimismo, apuntó, se debe evitar el contacto estrecho con cualquier persona que presente signos de afección respiratoria, como tos o estornudos.
El político mexicano llamó a estar alertas y ser precavidos con esta nueva enfermedad.
“Es muy posible que se siga diseminando la enfermedad, por ello debemos estar atentos a lo que ocurra en Italia, Corea del Sur e Irán, hoy por hoy los países mas afectados fuera de China, e identificar si aparecen mas casos en África y en Latinoamérica”.
Y advirtió que de declararse una pandemia lo que sí puede tener un gran impacto es que China siga ¨cerrada¨, pues afectaría las cadenas de producción con insumos provenientes de aquel país.