Jesús Eduardo Martín Jáuregui

Para el Dr. Alfonso Pérez Romo, que tanto lamentaría lo que nuestro México, nuestro Aguascalienes y nuestra Universidad están viviendo y el mutis que muchos hacen y otros tienen que hacer.

( CAVE CANEM.- En días pasados en el centro de la ciudad hubo un horrendo desfile. No porque infundiera horror, terror o espanto, sino porque representaban cuerpos humanos desangrándose, miembros desgajados del cuerpo, militares armados con armas poderosas, carrozas fúnebres, en fin una apologìa de la violencia, del homicidio, del exterminio, de la crueldad y para rematar el cuadro, niños ataviados con atuendos grotescos en una camioneta panel pintada con letreros aparentemente de sangre y un gran letrero ´´Invación¨ (sic). Seguramente autorizado por la Presidencia Municipal. Flaco favor le hacen o se hace el Presidente Municipal.)  

No conozco a nadie que crea que la Tierra es plana, conozco a muchas personas y personos que ni piensan que la tierra es un mundo plano o que el mundo es una tierra plana, (como goza mi pecho al recordar a los inclusives, o inclusivas o inclusivos), finalmente no está en el ámbito de sus preocupaciones, que, para muchos se agota en conseguir el pan nuestro de cada día, a lo que contribuye aunque sea minimamente la limosna del Peje (mínima inversión con sombrero ajeno, máxima utilidad política para el ¨viejito de oro¨). ¿A quien le va a preocupar en estas tierras secas del altiplano que se destruya Acapulco por un ciclón, si acá necesitamos los huracanes para que nos goteé algo de agua este cielo ávaro?. Cuantimenos preocupará a nuestra gente  (incluyendo los pocos indios que con orgullo y dignidad sobreviven más puros, que toda la bueyada adoctrinada por los medios y mantenidos en la incultura por un sistema educativo al servicio del ejecutivo en turno, que el hombre haya llegado a la Luna o que la tierra haya sido, sea y siga siendo plana, que al fin para ir de aquí a San Juan el arco de la secante que se pueda tirar es irrelevante.

Lo que si conozco y muchos es a mexicanos (según la RAE comprende a las mujeres), que creen a pie juntillas, (modismo que se emplea según la RAE cuando se tiene una fe ciega) lo que dice el susodicho aunque ese señor mestizo renegado no de pie con bola, se le haga bolas el engrudo, o no saque una puerca o puerco (ora sí para que nadie se queje) de una milpa o milpo.

Dicho en román paladín, que a mí que no me hacen comulgar, mucho menos con ruedas de molino, me duele hasta la parte más sacrílega del espinazo vertebral, que un gran número de compatriotas (¿habrá que decir compatriotos?) que andan con la panza vacía y el avedomen (por favor no le mueva amigo corrector) enjuto, crean como si fuera acto de fe, que México es un país plano, creado por un Anacleto Morones de la política, santero, embaucador, oportunista, aprovechado de la pobreza, de la ingenuidad, de la ignorancia y de la indolencia de una gran cantidad de mexicanos (no pongo mexicanas pa´que no repelen). Un México plano que inventa y recrea a su modito, taimado, mitad mosca muerrta, mitad coyote ladino, este deslenguado lebrón que se envuelve en su aire de vejete bonachón y simplón, de mátalas callando, para como Anacleto, mancillar, seducir, engañar y finalmente expoliar a quien se coloque a su alcance.

Un México plano pero de dos vistas según el ejecutivo. Como los terraplanistas, su creencia es inamovible. No hay argumento ni pruebas que valgan. El presidente, no obstante los resultados, es el mejor presidente que México haya tenido. Qué importa que el Instituto Electoral no esté integrado aunque el proceso sucesorio ya haya arrancado. Nada importa que el Instituto de Transparencia carezca de integrantes. Que mas da que en la Comisión Nacional de Derechos Humanos haya renunciado en pleno el Consejo. A quien le preocupa que ninguna de las obras clave del sexenio se hayan terminado y que su presupuesto se haya disparado en todos los casos más allá del doble de lo presupuestado. Sus partidarios están dispuestos a defender a capa y espada que el AIFA es el aeropuerto más moderno y eficaz del mundo, aunque ha costado más que el que pudo ser un aeropuerto insignia y que ahora el de Panamá acapare el tráfico aéreo que pudimos tener.

El cinismo y la desvergüenza, a menos que como más de alguno ha comentado se trate de una enfermedad mental, no tiene límites. Si no fuera tan serio movería a risa su declaración de que los acapulqueños en dos meses estarán felices y no tendrán una “amarga navidad”. Mientras se siguen descubriendo cadáveres, en tanto no se encuentran cientos de embarcaciones, cuando las labores de reconstrucción aún no se empiezan y con un presupuesto por activar (el Fonden para desastres lo desapareció) de alrededor de doce mil millones de pesos, cuando la puesta en pie de Acapulco requerirá varios cientos de miles de millones, escuchar a Andrés Manuel López Obrador que su compromiso es que en diciembre los acapulqueños estarán felices, felices, es, como decían en mi casa, como para sentarse a llorar con tonada en la orilla de la banqueta.

Y sí, este maníaco delirante es el presidente de la república, y más del sesenta por ciento de los mexicanos, según sus encuestas, creen en el México plano, sin problemas, sin sobresaltos, sin carencias, sin violencia, sin corrupción, sin injusticia, al cabo en Acapulco en dos meses campeará la felicidad.

(LA TRADICIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS Y DE TODOS LOS SANTOS.- Los altares de muertos, está perfectamente documentado se iniciaron en panteones de la ciudad de México a mediados del siglo XIX. Nada que ver con las ofrendas de los indios de México (perdón, así les llamaba Fernando Benítez, que hizo por ellos más que todos esos neonacos que ahora se empluman y se inventan un mundo ideal que nunca existió). En Aguascalientes la presencia indígena quedó en algunos vestigios de sus danzas y algunas celebraciones sincréticas. Nos quieren vender como celebraciones indígenas las de Semana Santa y las de Fieles Difuntos, con todo y Judas, Diablos, Fantasmas y Calabazas. Quienes deberían velar por las tradiciones de verdad, terminan mixtificándolas con afanes políticos y comerciales. )

bullidero.blogspot.com                 facebook jemartinj                twitter @jemartinj