De cara a la temporada de fin de año, la Condusef advirtió que el uso de las tarjetas de crédito permite afrontar emergencias, disfrutar de bienes y servicios si no se cuenta con liquidez, incluso se pueden hacer inversiones o emprender negocios. Los plásticos son de gran ayuda si se sabe hacer buen uso de ellos, pero también tienen la capacidad de arruinar la estabilidad económica si no se utilizan de manera adecuada.
Ignacio Villanueva Chávez, titular de la unidad de atención de la Condusef, comentó que es posible ahorrar con una tarjeta de crédito y para empezar, la recomendación es que no se tenga más de una para cumplir las obligaciones y no descuidar las otras y pagar a tiempo.
Las personas que casi no utilizan el plástico, es decir, sólo hacen uso de ella cuando se presenta alguna emergencia o para aprovechar alguna oferta a meses sin intereses, la recomendación es el monto de la anualidad. El objetivo es tener una tarjeta de crédito para uso eventual que genere el menor costo financiero posible.
“Es muy importante verificar que no estén cargando algún seguro que no necesites; si ese es el caso, solicita su cancelación. Si por el contrario se quiere usarla cotidianamente y pagar todas las compras y consumos del mes, hay que checar la anualidad, también las comisiones y costos de las operaciones que se realizan”.
Recordó que la disposición del crédito en efectivo puede generar una comisión de hasta el 10% de lo que se disponga y que dependerá de la institución financiera. Lo recomendable es no disponer de dinero en efectivo por este medio.
Villanueva Chávez comentó que existen otras comisiones que se deben considerar al contratar una tarjeta de crédito como la anualidad, que la cantidad sea menor o no se cobre, o la reposición por robo o extravío; una forma de ahorrar en ella es no cargar con las tarjetas si no se van a utilizar.
Insistió en que la tarjeta de crédito no es una extensión del salario, pero sí un vehículo para administrar los consumos y planear compras. Otra forma para ahorrar es considerar comprar a meses sin intereses, no obstante, se debe tener cuidado con los bienes que se adquieren bajo esta modalidad.
Por último, un punto más en el que se puede ahorrar con la tarjeta es evitando la morosidad, ya que va ligada al incumplimiento de pago. Una manera de no caer en ella es realizar al menos el pago mínimo. Ahora bien, el pago mínimo ayuda, pero no disminuye la deuda, ya que ese pago sólo se va a los intereses.