El día de ayer el Real Madrid tuvo un partido clave en la UEFA Champions League, ya que visitaron a la escuadra de Inter de Milán, en donde los merengues estaban obligados a ganar si no querían sufrir en las próximas semanas, y con un marcador de 0-2, los merengues se acercaron a la siguiente ronda.
La primera jugada clave del partido llegó a los cinco minutos de juego, Nacho recibió el balón dentro del área y Barella impidió su disparo al ‘trabarle’ el pie, por lo que se señaló penal para los blancos, mismo que cobraría de manera excelsa el belga, Eden Hazard, marcando el primer gol del partido.
El momento polémico de la noche llegó al minuto 32′, Arturo Vidal tuvo una jugada parecida a la de Nacho con una supuesta falta de Varane, pero el árbitro no señaló nada y además expulsó a Vidal por doble tarjeta, ambas por sus quejas sobre la supuesta falta, aunque en las repeticiones no se apreció un contacto.
Por más que el Inter de Milán trató de empatar el marcador con la fuerza en ataque de Lautaro y Lukaku, al final no lo consiguieron, y además al estar en desventaja de hombres, estaba claro que necesitaban de un milagro para remontarle al Madrid.
El segundo gol llegó al minuto 59, Kroos habilitó de gran manera a Lucas Vázquez en el extremo derecho del campo, y después el español envió un largo trazo hacia el área para que Rodrygo llegara de atrás y rematara hacia el arco, aunque al final el gol se le contó a Achraf Hakimi en propia puerta, por un desvío.
Con este marcador de 0-2, el Real Madrid toma aire en su búsqueda de acceder a la ronda final, ya que si hubieran obtenido un resultado negativo estarían en desventaja con el resto de los equipos, y hubieran necesitado de un milagro para entrar a los octavos de final.
En el otro resultado del grupo, el Borussia Monchengladbach goleó en casa al Shakhtar Donetsk con un marcador de 4-0, así que los alemanes ocupan el liderato del grupo con 8 puntos, seguidos por el Real Madrid con 7, Shakhtar con 4 y hasta abajo el Inter de Milán con 2.