La Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado condiciona el retorno de labores de los burócratas federales a la práctica de Pruebas COVID a fin de evitar la propagación de más contagios, así lo estableció su dirigente en la entidad, Normando López Meixueiro.
Puntualizó que se vuelve condicionante en la nueva determinación de reincorporación en actividades laborales dada a conocer oficialmente por el Gobierno Federal a través de la Secretaría de la Función Pública, que quienes gradualmente vuelvan a sus labores, consideradas como esenciales, previamente se practiquen las pruebas que determinen su estado actual de salud, evitando con ello, un severo riesgo epidémico.
Por lo anterior, dijo que su líder nacional, Joel Ayala Almeida, propuso que si hay que regresar entonces que haya módulos para que se hagan la prueba los trabajadores federales donde se determine su actual estado de salud y apegarse estrictamente al resultado de dicho análisis clínico para evitar contagios.
Asimismo, comentó que para los trabajadores al Servicio del Estado, continúa vigente lo decretado por la autoridad sanitaria en el sentido de que todo aquel trabajador que se encuentra en condiciones de vulnerabilidad queda exento de retornar a sus respectivas labores, “lo cual es significativo en la prevención de las enfermedades transmisibles-contagiosas, ya que sería una situación de omisión de alta responsabilidad, ponerse en riesgo con un adicional rebrote de no llevarse a cabo lo que hoy exigimos”.
En tal sentido, comentó que el próximo lunes 3 de agosto se reincorporará a las actividades sólo el 30% de los 18 mil burócratas afiliados a la FSTSE en las diferentes dependencias federales, lo que representa a cerca de 6 mil y que no sean personas vulnerables o que no tengan algún síntoma.

¡Participa con tu opinión!