Janette Rodríguez

Hoy en día, en los entornos laborales se vive una combinación importante de generaciones que contrastan entre sí en algunos temas relevantes para la organización y aunque en lo personal soy enemiga de poner etiquetas a los individuos, ya que prefiero hablar de sus habilidades, es innegable el rol que juega una generación que creció bajo la innovación tecnológica, la condicionante de las modas y la inmediatez de las cosas.

Esta generación es conocida como: los millennials o “nativos digitales”, y que se conforma por los nacidos entre 1980 y 2000 y están transformando el mercado laboral desde la perspectiva que se le quiera ver.

La aparición de los millennials en el entorno laboral ha generado un cambio radical en las empresas. Desde las bases hasta la alta dirección, el liderazgo en las compañías ha ido evolucionando, y actualmente encontramos cada vez más sectores (empresas y organizaciones) donde el liderazgo ya está siendo gestionado por algunos millennials y, sin duda alguna, ponen a temblar a los directivos con ideologías más tradicionales.

Es importante entender que los líderes millennials se perciben a sí mismos absolutamente diferentes a sus actuales jefes, ya que ven a los mandos superiores de otras generaciones como líderes que se centran en dirigir, dar instrucciones y tener un cargo o mejor posición.

“Uno de los principales aspectos que los hace únicos es la perspectiva y filosofía que tienen ante la vida y ante el trabajo. Atrás queda el vivir para trabajar y poco a poco, se va abriendo paso el trabajar para vivir de aquello que les apasiona”.

Éstas son algunas de las características que tiene el nuevo líder millennial en el ambiente corporativo:

  1. Están dispuestos a dejar su puesto cuando creen que el liderazgo no cumple con sus estándares.

Cambian de trabajo con mucha más facilidad que sus predecesores, especialmente si el contexto laboral no les encaja, si sus tareas no se adecuan a su formación.

  1. Prefieren la gestión horizontal.

Ya que se sienten más cómodos trabajando en empresas que sigan esta estructura organizacional por tres razones: en primer lugar, porque fomenta y facilita la comunicación; en segundo lugar, porque así se evitan pasos administrativos a la hora de hacer su trabajo; y por último, porque hay más variables para crecer y progresar en empresas organizadas de forma horizontal que no en otras en donde el mayor incentivo es “escalar” puestos.

  1. El feedback (o la constante retroalimentación) les es sumamente importante.

En prácticamente todas las empresas los trabajadores están en contacto con el día a día. Por esta razón, los millennials no entienden que sus ideas, sus pensamientos y sus experiencias queden en un segundo plano a la hora de tomar decisiones organizacionales. Por eso valoran positivamente a aquellos líderes que son inclusivos, que tienen en cuenta los desafíos a los que se enfrentan sus colaboradores y que comprenden la situación en la que se encuentran.

  1. Son agentes activos del cambio y lo promueven constantemente. De acuerdo con los sociólogos, son una generación que cuestiona todo lo establecido. Dentro de las empresas esto se traduce en acciones que detonan el cambio de las políticas y normas que consideran que no son de valor en la organización.
  2. La flexibilidad laboral es un elemento clave de su productividad.

Sin lugar a dudas uno de los mayores retos de muchas empresas en la actualidad, además de ser una de las demandas más frecuentes de esta generación que anhela alcanzar un equilibrio entre su vida laboral y personal. Opciones como el teletrabajo, el horario flexible e incluso la opción de seleccionar los dispositivos que usarán en el trabajo ya que ellos han crecido de la mano de los avances de la tecnología “están conectados” (No conciben el mundo sin internet). Por ello estos elementos son claves si queremos que sean trabajadores plenos y productivos.

El estilo de liderazgo de la generación millennial es un liderazgo más humanista, centrado en las personas y en el desarrollo de las competencias. Las prioridades del líder millennial se enfocan en crear un buen lugar donde trabajar, desarrollar a sus equipos y mejorar continuamente.

La mayoría de los líderes millennial se identifica con su generación en aspectos como aceptar la diversidad, apreciar las posibilidades de conciliación, tener una buena formación, además de tener un gran interés por crear e innovar constantemente.

En este sentido, las organizaciones que entiendan y gestionen de manera adecuada la diversidad generacional tendrán una clara ventaja competitiva. Ya que actualmente enfrentar este reto es necesario para el crecimiento y el éxito de cualquier empresa.

Janette Rodríguez  Directora General DIA1

@Janette Rodriguezv

@DIA1Oficial

ww.dia1.com.mx