La Noticia:

“Mr. Security”. Así llaman -o han llamado hasta ahora- muchos en Israel al primer ministro Benjamín Netanyahu, el hombre que más años ha liderado ese país desde su creación en 1948… (bbc.com).

Comentario:

La guerra Israel-Hamás continúa con ofensivas fuertes de Israel en la franja de Gaza, con un saldo estimado de 11 mil palestinos muertos. Considerando que los muertos en Israel por el ataque de Hamás del 7 de octubre fueron 1,400 más unos 200 rehenes, se podría pensar que a Israel se le está pasando la mano. ¿Quién tiene el mando en Israel? ¿Cuál es su objetivo?

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha ocupado ese puesto varias veces y es quien al final tiene la responsabilidad de los ataques actuales y de la seguridad del país. De hecho, se le conoce como Señor Seguridad porque siempre ha enfatizado que ello es lo más importante para Israel. El ataque de Hamás está golpeando su orgullo y su legado. ¿Qué trayectoria tiene Netanyahu?

Netanyahu nació en Tel Aviv en 1949 casi a la par de la fundación del moderno estado de Israel (recordemos que ello ocurrió en 1948 poco después de la segunda guerra mundial). Su padre fue un historiador que le inculcó el derecho de Israel a la existencia. Además, su padre dio clases en universidades de Filadelfia y Nueva York por lo que Netanyahu tuvo una juventud “americana”.Incluso estudió en el prestigiado MIT. En la guerra que Israel tuvo en 1973, Netanyahu regresó a su país y peleó involucrándose con las fuerzas antiterroristas.

Esa experiencia le sirvió para publicar libros sobre antiterrorismo,lo que le dio cierta fama y le permitió el salto a la política. Se unió al partido Likud (de derecha) y en poco tiempo se convirtió en su líder. Imitó estrategias de campaña de Estados Unidos y a los 47 años se convirtió en el primer ministro más joven que había tenido Israel.Su gobierno no fue fácil pues chocó con los presidentes americanos Bill Clinton y Barak Obama. De hecho, quien más lo apoyó fue Donald Trump.

Había estado arreglando relaciones con países árabes: Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Sudán y Marruecos. Países que ahora guardan recelo. Estaba trabajando para normalizar relaciones con Arabia Saudita cuando se dio el ataque de Hamás (quizás a causa de ello).

¿Qué debe hacer? El mundo le reclama por las víctimas civiles, pero él está consciente que dejar a Hamás vivo significará nuevos ataques en el futuro. Y esa es su meta. ¿Puede vivir con las casualidades palestinas en su conciencia? Desde su perspectiva es Hamás el culpable al usar escudos humanos. Al parecer Hamás tiene su base de operaciones en túneles bajo hospitales y escuelas. Así que seguirá el ataque. Sabe que tendrá la imagen del malo de la película, pero considera su legado la seguridad de los ciudadanos de Israel. Ya dijo que al terminar la guerra se ocupará de la seguridad de la Franja de Gaza. Forma de decir que ocupará Gaza y cuidará que no se genere un nuevo Hamás. Por lo pronto la situación sigue preocupante y nadie quisiera estar en los zapatos de Benjamín Netanyahu.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com