Hay malestar generalizado entre burócratas estatales y municipales, porque les arrebataron los derechos a una pensión por viudez y orfandad. En la antigua Ley del 2001, no había la prohibición expresa. Sin embargo, en la normatividad vigente que data del 2018, ya la hay y las quejas de los afectados no encuentran eco.
En consecuencia, si un jubilado queda viudo o viuda no le dan la pensión de la pareja fallecida, ni tampoco la que corresponde a los hijos; con la pensión que tienen deben conformarse.
LO QUE DICE LA LEY. El Artículo 58 de la ley vigente establece que la Pensión por Viudez y Orfandad que otorgue el Instituto (ISSSSPEA) es compatible, únicamente, con otra de esa misma naturaleza, generada por la muerte de un familiar directo pensionado o en activo, siempre y cuando la persona susceptible a la pensión no se encuentre desempeñando un empleo, cargo o comisión en alguna Entidad Pública Patronal y que además se encuentre cobrando sueldo respectivo por dicha actividad.
Además, será incompatible el disfrute de dos pensiones, por lo que únicamente se otorgará una de ellas, a elección del servidor público que acredite su derecho en términos de esta Ley.
HUÉRFANOS. Asimismo, la normatividad establece que percepción de una Pensión por Orfandad, es compatible con el disfrute de otra pensión igual proveniente de los derechos derivados del otro progenitor. Pero únicamente se otorgarán pensiones sobre la plaza en la que se cumplan todos los requisitos, sin perjuicio de las promociones, denominaciones o claves que reciban las plazas o nombramientos obtenidos por el sistema estatal de escalafón o el servicio civil de carrera.
Es decir, el pensionado que realice alguna actividad remunerativa, no tiene derecho a la pensión de su pareja que haya fallecido, y aunque no trabaje; tampoco los hijos pueden recibir ese beneficio.
En todo caso, deberá escoger entre la suya, y la pensión por viudez, cuando anteriormente, un jubilado podía tener las dos pensiones, la que ganó por derecho propio y la que le corresponde por la muerte de su pareja. Por cierto, ayer se celebró el Día del Jubilado, y sin duda muchos tienen poco qué festejar.