Este invierno será época crítica para la sobrevivencia de colmenas ante una etapa irregular en la recolección de miel durante el ciclo de otoño, que podría ocasionar un descenso de hasta 10 mil colmenas, consideró Guillermo Hernández Ayala, presidente del Comité Sistema Producto Apícola de Aguascalientes.
La capacidad de que las abejas puedan pasar el invierno, depende de que la producción previa al invierno haya sido abundante para que los insectos cuenten con las reservas necesarias para soportar la época de frío.
Explicó que el inventario estimado de colmenas se ubica en cerca de 32 mil unidades registradas, pero en una etapa invernal pueden reducirse cerca de cinco mil colmenas por falta de alimento, dependiendo la intensidad de la temporada.
Afirmó que se tiene un rezago adicional de cinco mil colmenas que se han ido rezagando por los malos resultados del último ciclo de producción, lo que representaría una reducción de prácticamente la tercera parte de las colmenas existentes en el estado.
El manejo de los apiarios representa un reto debido a la cantidad de bajas que pueden presentarse en una época como esta, y obligan a efectuar cálculos precisos para la recuperación de inventarios en los siguientes meses con la finalidad de repoblar las colmenas para lo cual se necesitan nuevas reinas, explicó.
Manifestó que los apicultores deben estimar las pérdidas y conseguir que las colmenas se puedan reactivar lo más pronto posible para elevar la producción de miel en la temporada de primavera-verano que representa la época más importante en la producción anual.
No obstante, reconoció que la recuperación del ganado en el caso de la apicultura resulta mucho más sencilla que en el caso de los grandes ejemplares como bovinos, pues se trata de un proceso más rápido, aunque esto implique la erogación de importantes recursos.

¡Participa con tu opinión!