Guillermo Leal
Agencia Reforma

CDMX.- El novillero mexicano Isaac Fonseca tendrá un activo fin de semana y es parte importante del certamen de novilladas de la Comunidad de Madrid.
La de hoy en Navas del Rey será su primer compromiso en casi dos años pues su última actuación fue en Guadarrama el 30 de septiembre de 2019.
“No he dejado que la inactividad por la pandemia me coma la cabeza. Todos los días he entrenado como si fuera torear al día siguiente. Ya una vez me había pasado en México el no tener nada por torear, así que no fue nuevo, sólo que ahora fue para todos”, contó Fonseca, quien desde su debut con picadores el 13 de agosto de 2019 en Gijón ha podido triunfar en diversas novilladas de la docena que ha toreado en ruedos españoles.
Sus cualidades, pero sobre todo la dedicación que le ha puesto a su incipiente carrera, se ha convertido en uno de los más capaces novilleros mexicanos allende los mares.
“Estoy feliz y responsabilizado por los compromisos para los que me han tomado en cuenta. Hay miedo, sí, claro, pero no al toro, sino a que todo salga bien para poder seguir demostrando que quiero figurar y dar golpes de atención todas las tardes”, contó Fonseca quien el pasado 13 de junio estaba anunciado precisamente en Navas, pero cayó un aguacero que lo dejó mojado y alborotado, pues la novillada fue suspendida y repuesta esta tarde, donde alternará con Borja Collado y Leandro Gutiérrez, para lidiar astados de Baltasar Ibán y Guerrero y Carpinteiro.
Mañana domingo está anunciado en Cercedilla, junto al también aguascalentense José Miguel Arellano y el español Jesús García, con novillos de Monte de la Ermita y Belén y Blanca Ortega.
Y el 10 de julio vestirá de luces en la plaza de Vic Fezensac, Francia, con astados de Raso de Portillo y alternando con Carlos Aranda y José Cabrera.
Y aunque falta mucho aún, el 28 de agosto Fonseca se presentará en Colmenar Viejo.