La intensa ola de calor que afecta a Aguascalientes ha generado diversos problemas de salud en la población, informó Rubén Galaviz Tristán, director del Instituto de Servicios de Salud del Estado. Hasta el momento, se han registrado cinco hospitalizaciones por golpes de calor y 26 casos de deshidratación, todos tratados oportunamente en centros hospitalarios.
Galaviz Tristán destacó que este fenómeno meteorológico, impulsado por tormentas solares y un periodo de baja humedad, ha elevado considerablemente las temperaturas, alcanzando hasta los 38 grados Celsius en el municipio de Calvillo. «Es importante que la gente sepa que esta onda de calor se va a extender», afirmó Galaviz, advirtiendo que las condiciones actuales facilitan la deshidratación y los golpes de calor.
Las autoridades sanitarias recomiendan evitar la exposición solar entre las 11:00 a.m. y las 4:00 p.m., y tener especial cuidado con infantes y ancianos, quienes son más vulnerables a los efectos del calor. «Es recomendable ingerir líquidos claros durante todo el día, hasta un litro y medio, y vestir ropa de algodón, preferentemente de colores claros», sugirió Galaviz.
Además de los golpes de calor y las deshidrataciones, se esperaba un aumento en enfermedades gastrointestinales debido al calor. Sin embargo, el Secretario de Salud informó que el incremento ha sido mínimo, de apenas un 5% en comparación con otras temporadas. Esto se debe a que las brigadas de regulación sanitaria, en coordinación con la salubridad municipal, han intensificado la vigilancia en la distribución y almacenamiento de alimentos, evitando brotes significativos.
En relación con el cólera, Galaviz aseguró que no se han registrado casos en Aguascalientes, aunque permanece la amenaza y se mantienen los monitoreos constantes, especialmente en la cadena de suministro de mariscos.
Las autoridades sanitarias de Aguascalientes instan a la población a seguir las recomendaciones para evitar complicaciones derivadas de esta ola de calor, que ha afectado a diversas regiones del país.