Se trató de un asesinato el incendio de una vivienda registrado el pasado día 31 de marzo en el municipio de Jesús María, durante el cual murieron calcinadas dos personas.
Las investigaciones realizadas por agentes de la Policía de Investigación de la FGE, así como por los trabajos forense y pericial de la Dirección de Investigación Pericial, permitieron establecer que el incendio fue provocado.
Tras un operativo llevado a cabo por agentes del Grupo Exterior “Jesús María”, del Grupo Homicidios y del Grupo de Mandamientos Judiciales de la Policía de Investigación, se logró la captura de dos personas que son señaladas como los autores del incendio intencional y que provocó las muertes de César Iván, de 29 años y de una adolescente de 16 años.
Los detenidos en cumplimiento a una orden de aprehensión que les fue girada en su contra por el delito de homicidio doloso calificado, son dos individuos identificados como Julio César, alias “El Lomelí” y José Luis, alias el “Shagui”, quienes ya se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes.
El Juez de Control y Juicio Oral del Quinto Partido Judicial con sede en el municipio de Jesús María, los vinculó a proceso y además les impuso la medida cautelar de prisión preventiva, así como dar un plazo de cuatro meses para el cierre de la investigación complementaria.
Durante la audiencia inicial el agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios formuló la imputación en contra de Julio César y José Luis, debido a que existían evidencias suficientes que acreditaban que ambos provocaron intencionalmente el incendio de una vivienda donde murieron dos personas.
Fue el día 31 de marzo a las 02:30 de la madrugada, que habitantes de la Segunda Privada Saucedo y esquina con la calle Adolfo López Mateos, en la colonia Martínez Andrade, en el municipio de Jesús María, reportaron al 911 que estaba incendiándose una vivienda.
Al lugar de los hechos llegaron policías preventivos, la ambulancia ECO-333 del ISSEA y Bomberos Municipales de Jesús María, quienes encontraron la casa cerrada con candado y cadena, además de que la puerta estaba con llave.
Tuvieron que “tronar” la cadena y forzar las chapas para poder ingresar y luego de varios minutos lograron sofocar el fuego, quedando al descubierto los cadáveres de César Iván y de la adolescente de 16 años, quienes murieron de asfixia por intoxicación con monóxido de carbono.
Durante el desarrollo de las investigaciones, se descubrió que los ahora imputados provocaron el incendio de manera intencional y luego escaparon.