El impacto es mínimo, aseguran quienes lo cultivan

Con la intención de evitar impactos ambientales a consecuencia de la plantación de maguey, productores locales buscan aprovechar tierras ya trabajadas en cultivos. Así lo aseguró el vicepresidente y gerente del Sistema Producto Maguey, Enrique Bañuelos.

Actualmente, dijo, la entidad mantiene niveles relativamente bajos en producción de maguey, mezcal y derivados, con no más del 1.25% de lo que se genera en el país. Añadió que en la entidad ha quedado estancado el desarrollo agroindustrial de los productos mencionados ante la falta de políticas públicas, a diferencia como ha sucedido con otros sistemas productos.

Enrique Bañuelos reconoció que el problema se agudiza luego de que los productores de maguey y sus derivados, son pequeños ejidatarios siendo en su mayoría personas de la tercera edad, al indicar que a las nuevas generaciones no les interesa el trabajar la tierra. Advirtió que en caso de que no se logre aplicar la Ley Federal de Desarrollo Rural Sustentable como sucede en otras partes del país, la producción del maguey y sus derivados estaría comprometida a que sean incluso las mujeres quienes saquen la casta.

Para ello, el gerente del Sistema Producto Maguey dijo que se requieren apoyos urgentes para los productores quienes están atravesando por momento complejos. Agregó que el maguey está comenzando a ser plantado en áreas ya utilizadas para la siembra de frijol, por ejemplo, indicando que la mencionada planta ayuda a restituir las propiedades del suelo evitando la erosión y la captación del CO2.

 

“La intención es trabajar con todas las instituciones, para obtener la autorización de uso de suelo al momento de desmontar la planta en la misma semana. Estamos evitando lo que está pasando con la cadena de agave en Jalisco o en Michoacán, donde se está deforestando para plantar maguey” Enrique Bañuelos, productor

¡Participa con tu opinión!