El Instituto Estatal Electoral (IEE), se deshace del material usado en las pasadas jornadas electorales, mismo que tuvo un costo cercano a los veinte millones de pesos, de acuerdo a declaraciones del consejero presidente, Fernando Landeros Ortiz; se destruyeron varias toneladas de material electoral.
En entrevista durante el evento, Landeros Ortiz informó que la papelería se le vendió a una empresa particular, sin embargo aclaró que el recurso que el IEE recibió por dicha transacción no es comparable con lo que costó dicho material y que salió del erario; “fueron alrededor de 20 millones de pesos los que se erogaron, por concepto de documentación y material electoral en esta elección (…) con esto damos la vuelta a la página que se llamó Elección 2016 y enfrentamos la del 2018”.
Dijo además que a partir de la reforma electoral, está prohibida la utilización de material no reciclable, es por ello que esta institución ya no incinera la documentación y más bien busca que se le dé otro fin; “en esta ocasión estamos con una empresa recicladora, propiamente se vende a un proveedor, aunque es muy bajo el costo, no hay una ganancia como tal”, sin abundar el monto que el Instituto Estatal Electoral recibió, aunque se le cuestionó.
Explicó que este proceso se hace en presencia de notarios, así mismo se citaron a los representantes de partidos políticos y consejeros electorales.
En cuanto a la cantidad de material, explicó que es hasta que concluye el proceso que se sabe las toneladas de la papelería, por lo que fechas posteriores se informará cuánto pesó lo vendido a la empresa privada con fines de reciclaje.