En el Hospital Hidalgo se puso en marcha el Programa Integral de Rehabilitación Física dirigido a pacientes recuperados de COVID-19 y que les permitirá recuperar capacidades pulmonar y de movimiento.
El jefe del área de Urgencias del nosocomio, Ricardo Silva Cruz, informó que un equipo interdisciplinario integrado por nutriólogos, médicos y terapistas físicos, atienden de forma presencial a los egresados de las áreas COVID-19, es decir, quienes atravesaron por un periodo de hospitalización, que estuvieron en terapia intensiva o intubados, para que recuperen totalmente su salud después de permanecer mucho tiempo inmóviles en una cama.
Entre los servicios que se otorgan a los pacientes están las terapias físicas para devolver la movilidad al cuerpo, sesiones de rehabilitación pulmonar, seguimiento en atención médica y orientación nutricional para que recuperen la masa muscular que perdieron durante su hospitalización.
Añadió que este Programa de Rehabilitación Física tiene una duración aproximada de dos meses e inicia inmediatamente después de que el paciente deja la asistencia del oxígeno para su supervivencia.
Actualmente hay 20 pacientes participando en este programa que funciona de forma paralela al Programa de Seguimiento a través de videollamadas a enfermos que se encuentran viviendo su recuperación en su domicilio.
Se trata de un trabajo en equipo de un grupo de especialistas que tienen por objetivo devolver la salud al paciente recuperado de COVID-19, de tal forma que su condición física sea igual o mejor que cuando se contagiaron.