En el transcurso de 67 años, El Heraldo de Aguascalientes se ha distinguido por ser un medio de comunicación transmisor de la verdad; que ha sabido comunicar noticias que permiten a la sociedad mantenerse debidamente informada, con respeto y realidad, expresó el presbítero Raúl Sosa Palos, quien ofició ayer la misa de Aniversario en la Catedral Basílica.

Recordó una imagen en la que quien fuera Obispo de Aguascalientes, Salvador Quezada Limón, bendijo por vez primera las instalaciones de la casa editora de El Heraldo, y desde entonces se ha distinguido por ser un medio transmisor de información verídica, pero también del sentir de la sociedad y organizaciones civiles, lo que ha permitido que la sociedad tenga la verdad plena.

Con la presencia de la subdirectora-gerente, Irma Ramírez, hizo un reconocimiento a los trabajadores de las distintas áreas que son parte de este medio de comunicación, pero también a aquellos que han partido a mejor vida, ya sea antes de la pandemia o derivado de los problemas de salud originados por la COVID-19, y que dejaron parte de su vida cumpliendo con el compromiso de servir a la sociedad a través de la información.

Al paso de los años, El Heraldo, que este día cumple 67 años, ha sido testigo de la historia y la ha transmitido a los lectores y en la era moderna, también a través de las redes sociales que le permiten llegar a más personas, registrando los cambios que tiene Aguascalientes y el país.

Este Diario ha sido el mensajero de las noticias desde el primer plano, tal como fue la propuesta del fundador de este medio y primer director, Mauricio Bercún Melnic, cumpliendo objetivos que a la fecha, han llevado a este periódico a ser un medio consolidado y que sigue comunicando todo tipo de noticias que sirven de información a la ciudadanía.

El custodio de la Catedral, Raúl Sosa Palos, celebró la misa de acción de gracias, en la que destacó la importante labor que tiene este medio de comunicación, al mantener informada a la sociedad con noticias verídicas y con un trabajo profesional.

En su homilía, subrayó que han sido 67 años de esmero informativo “y Dios habrá de multiplicarlo en gracias y bendiciones para que este trabajo sea fructífero y, para que este medio de comunicación social siga desenvolviéndose en la bendición de Dios, en la esperanza de esas áreas, para preservar el espíritu del bien informar, con la intervención de la Virgen María y de Dios Padre, que asiste en esta labor comunitaria”.