Los constantes incrementos a los energéticos deterioran la capacidad de compra del salario de los trabajadores, advirtió el dirigente de la Confederación Regional Obrera Mexicana en Aguascalientes, Jesús Enrique Ramírez Pérez, quien pidió a las autoridades federales frenar los aumentos de precio que los energéticos está provocando.

En conferencia de prensa, el líder cromista apuntó que el gas ha aumentado de diciembre a mayo, en un promedio de un 31.45%, al afirmar que hace cinco meses el precio del kilo de gas en un tanque era de 18.52 pesos y para mayo de este año, el precio aumentó en 24.66 pesos por kilo. “Esto es, que para un tanque de 20 kilos que en diciembre se compraba con 370 pesos, ahora se necesitan 493 pesos”.

En el caso de las gasolinas y el diésel, dijo que los amentos promediados fueron de 11.4% y en el caso de la gasolina regular, su precio en diciembre era de 18.29 pesos por litro, y ahora cuesta 20.26. “Un tanque de 40 litros que es la capacidad del común de los automóviles en el país, en diciembre se llenaba con 731 pesos y ahora se tiene que emplear 810 pesos. El diésel en diciembre costaba 19.33 el litro y hora cuesta 21.68”.

En cuanto a la energía eléctrica, resaltó que aunque nominalmente su incremento acumulado a mayo es de 3.0%, en realidad este energético es el de uso generalizado y sus principales efectos es el incremento de la inflación.

Ramírez Pérez enfatizó que el problema con el aumento de los energéticos es que rápidamente pulverizan los aumentos salariales, porque al detonar la inflación, que de forma acumulada ya supera el 6%, prácticamente pulveriza los ingresos de los trabajadores.

“Estamos muy a tiempo para que el Gobierno Federal ponga atención en las principales variables macroeconómicas para incidir en un freno al aumento de los energéticos ya que, si no se mantienen controlados, el país podría caer en una espiral inflacionaria que resultará muy costosa, incluso más costosa para los más pobres de este país, de los que se dice que, por el bien de todos, primero los pobres”.