Un impresionante incendio de pasto seco se registró el jueves por la tarde en un predio en despoblado del municipio de Asientos, a la altura del rancho denominado “El Venadito”.
Lugo de varias horas de intensos trabajos en los que participaron policías preventivos de Asientos, policías estatales, elementos de Bomberos Estatales y personal de Protección Civil, se lograron sofocar por completo las llamas, que arrasaron con poco más de 30 hectáreas de pastizales.
Fue a través de una llamada al número de emergencias 911, que se reportó que sobre la carretera estatal No. 5, a la altura del kilómetro 8+000, en las inmediaciones del rancho “El Venadito” que se ubica en el municipio de Tepezalá, se estaba registrando un incendio de pasto seco que ya se había salido de control y se estaba extendiendo rápidamente.
Al lugar de los hechos arribaron inicialmente los policías preventivos de Asientos y policías estatales, quienes confirmaron el reporte y con sus propios recursos se dieron a la tarea de controlar el fuego.
Sin embargo, debido a que rápidamente se salió de control y ante la magnitud del siniestro, se solicitó la intervención de los Bomberos Estatales y personal de Protección Civil.
Luego de varias horas de labores, finalmente el fuego fue controlado y sofocado, aunque como se señala líneas arriba, no se pudo evitar que consumiera alrededor de 30 hectáreas de pastizales.