El inicio de la temporada de frío y las fiestas decembrinas influirán de manera positiva para el sector panificador en la entidad, al estimar un incremento en sus ventas ordinarias hasta del 20%. El presidente del Grupo de Industriales Panaderos de Aguascalientes, Jaime Álvarez, precisó que se trata de su mejor temporada, la cual incluso se extiende hasta febrero, lo que permitirá cerrar e iniciar el año de manera dinámica para este sector económico.

Con la intención de comenzar de mejor manera el presente mes, el líder panadero resaltó que se está comenzando a ofrecer, en tiendas de abarrotes, principalmente, pan de mesa, como son los cuernitos, o croissants, uno de los productos de mayor demanda para las fiestas que se avecinan, lo cual se suma también al tradicional pan dulce que está disponible todo el año. El comienzo de las bajas temperaturas permite que las personas se sientan atraídas por el pan, lo cual, al final, repercute en mayor incremento de producción y ventas. Actualmente, el precio de pan dulce y salado está, en promedio, entre los seis y siete pesos, dependiendo del negocio y calidad del mismo, razones, entre otras, que lo hacen fluctuar. Reconoció que, en el presente año, el encarecimiento de las materias primas utilizadas para la producción de pan ha sido constante, pues las grasas utilizadas se han disparado al doble, sumándose a ello el precio del gas, que ha tenido también variaciones hasta del 45%, así como el azúcar e incluso la tarifa eléctrica.

«Los incrementos en el precio de pan dependen de cada establecimiento, dependiendo del tipo de gastos y costos que enfrenten. Ahorita se avecina la mejor temporada de nosotros, lo que significará mayores ventas», concluyó.

 

¡Participa con tu opinión!