Urge regular las velocidades en avenida Aguascalientes, la cual está convertida en una pista de carreras sin control, toda vez que, para la autoridad de Vialidad Municipal, está rebasada la obra de flujo continuo, lo que hace necesario plantear estrategias ante los constantes accidentes que se generan, destacó Antonio Pérez García, integrante de la Asociación de Bicicálidos.

El activista afirmó que los colectivos ciclistas están sorprendidos y preocupados por la cantidad de accidentes viales que ha habido en avenida Aguascalientes a razón de las velocidades, donde las distintas autoridades no han resuelto el tema y, peor aún, con el proyecto de flujo continuo se demuestra que es un peligro para peatones y ciclistas.

Destacó que, recientemente, el colectivo Bicicálidos hizo mediciones en dicha avenida y los vehículos que circulan exceden los 100 kilómetros por hora, lo cual incluso fue publicado en redes sociales y la gente lo confirma y se une a esta queja ciudadana, por lo que cualquier peatón y ciclista que transite por la mencionada arteria es más vulnerable que cualquiera que ande en automóvil, y quienes utilizan el carro corren el riesgo de sufrir un percance.

Resaltó que el hecho de quitar los semáforos y cualquier elemento que reduzca la velocidad es un factor decisivo para detonar estos accidentes, ya que, recientemente, se ha visto involucrado un vehículo color rojo que atropelló a 2 personas frente al Panteón Jardines Eternos, cuyo crucero anteriormente contaba con semáforos, pero se eliminaron como parte de una mala planeación para dar flujo continuo a la vialidad, tanto a la entrada como a la salida del paso a desnivel de Salvador Quezada Limón, en su conectividad con el de Colinas del Río.

Enfatizó que si bien el flujo continuo vino a “solucionar” un problema, desafortunadamente vino a crear otros 4 o 5; asimismo, en la actualidad, hay varios efectos colaterales que se están empezando a ver “y ojalá se tomen cartas en el asunto, porque esto tiene responsabilidades, pues los peatones tienen que hacer peripecias para cruzar la avenida Aguascalientes, que ya se ha vuelto en un elemento que divide a la ciudad, producto de una mala planeación de las autoridades y es el efecto de invertir en el automóvil”.