Desde el operativo especial para que las personas oriundas de otros países y que no portan su documentación migratoria puedan comprar boletos en las centrales de autobuses, el administrador de la terminal de Aguascalientes, Carlos Cruz Reyes, informó que hasta el momento se han detectado dos casos que fueron entregados al Instituto Nacional de Migración.
En conjunto con el INM, la Guardia Nacional y la SCT, la Central de Autobuses trabaja para que Aguascalientes no se convierta en un lugar de paso para los migrantes que no portan su documentación de legal estancia en suelo mexicano.
Comentó que este operativo que implica solicitar una mayor documentación a los pasajeros, en ocasiones molesta a algunos y otros comprenden que forma parte de la estrategia de cuidar a todos, pero es importante que la gente se eduque sobre la documentación que debe portar si anda viajando como la credencial de elector, el pasaporte, la visa, la licencia de conducir.
Cruz Reyes indicó que en determinados momentos, ante la abundancia de pasajeros, se solicita la documentación a unas personas que por sus rasgos parecen ser de otros países, pero esta información se pide tanto en las taquillas, en los filtros de acceso y en el autobús.
Por Aguascalientes no han sido detectados ciudadanos haitianos que anden en tránsito de un estado a otro, pero tampoco se quiere descuidar a esta entidad para que sea un lugar de paso para la población migrante desde Centroamérica hacia la Unión Americana.
Por ello, la Central de Autobuses de Aguascalientes ha estado muy atenta en esta materia y la gente extranjera que ha viajado por las diversas corridas cuenta con su documentación migratoria en regla, con los permisos correspondientes por parte de la Secretaría de Gobernación y del Instituto Nacional de Migración.
“En el caso de las dos personas centroamericanas detectadas en esta terminal, una procedente de Guatemala y otra de San Salvador, fueron entregadas al INM, y hay que destacar que ninguna trató huir de las instalaciones de la Central de Autobuses, sólo se les informó que no se les podía vender el boleto y que se llamaría a la autoridad competente”, finalizó.