El gobernador Martín Orozco Sandoval destacó que a pesar de la zozobra que se vive en el país por el retraso en la llegada de las vacunas contra el COVID, Aguascalientes no se ha cruzado de brazos y continúan los esfuerzos para conseguir el biológico.

A través de la industria automotriz, se tienen los primeros acercamientos con los grandes laboratorios y farmacéuticas alrededor del mundo, para tratar de concretar la compra lo más pronto posible.

En reunión virtual con José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE); Roberto Martínez, director del Centro de la OCDE en México para América Latina; así como con Stefano Scarpitta, experto en temas de vacunación de la OCDE, el mandatario estatal abordó el tema. Expuso que otra de las estrategias para conseguir la vacuna es trabajar con la Alianza Federalista, en donde 10 estados unen esfuerzos y enlazan comunicación con otros países; además, a través de la Secretaría de Salud Estatal se han enviado cartas de intención a farmacéuticas como AstraZeneca.

El gobernador aseguró que nuestro estado cuenta con uno de los mejores sistemas de salud a nivel nacional, por lo que se encuentra todo listo para en cuanto llegue el biológico, iniciar con la aplicación mediante una logística eficiente y organizada.

Reconoció que la única manera de restaurar la economía de las entidades federativas, es con la vacunación masiva, de ahí la importancia de conseguir las dosis necesarias.

En su momento, José Ángel Gurría, ponderó las acciones en esta materia que lidera el gobernador Martín Orozco para adquirir la vacuna, ya que las grandes armadoras de autos tienen un alcance mundial.

Reconoció que a nivel mundial hay problemas en la producción de la vacuna en los laboratorios; también los hay en la concentración, pues tan sólo algunos países concentran el 90% de producción.

A pesar de los desafíos actuales, se deben explorar otras opciones como apostarle a la compra de otras vacunas que están por terminar la última fase de sus pruebas.

Consideró que esto ampliará la posibilidad de adquisición y acercarse a países que compraron vacunas 10 veces más que su propia población, por lo que se podría gestionar la adquisición de algunas de ellas.